Honduras somo para ti

Honduras somo para ti

Deportes

¿Y si Kepa no llega al Real Madrid (ahora)?

El club se replantea el fichaje del portero, mientras Zidane se muestra satisfecho con sus jugadores: “Yo construí esta plantilla y asumo lo que hice”

La lesión del vasco, con una cláusula de 20 millones de euros, y la confianza del técnico en Keylor Navas podrían retrasar la operación hasta junio

El Real Madrid ha comprobado en sus propias carnes estas Navidades la crueldad del fútbol. El mejor año de la historia de la entidad ha acabado con amargura por culpa de la caída liguera que provocó el clásico del pasado 23 de diciembre. Han sido días extraños, de resumen sereno y aplauso por lo conseguido (cinco títulos) mientras en la cabeza de todos seguía dando vueltas el mal partido ante el Barcelona. Pero tras el lógico disgusto, ha llegado la auscultación al equipo por parte de la directiva y el entrenador. Se han repasado virtudes, defectos y posibles soluciones. Los más optimistas prefieren quedarse con la gloria amasada antes de ayer (en 2017) y con esa primera parte ante los azulgrana, cargada de intensidad y decisión. Faltó puntería, como en toda la Liga desde agosto. Los pobres números de la delantera explican buena parte de los 14 puntos que ahora mismo separan a los blancos del líder. Sin embargo, a día de hoy, Zinedine Zidane no ha exigido ningún fichaje en el mercado de invierno, ni arriba ni abajo.

Yo construí esta plantilla y asumo todo lo que hice, no voy a echar la culpa a nadie de las cosas que pasan”, aseguró este miércoles con intención, en claro mensaje de confianza a un equipo que ha pasado de ser considerado (en agosto) un bloque imparable a ser cuestionado en todas las líneas. Ni el técnico francés ni sus superiores observan piezas en el escaparate invernal que indiscutiblemente vayan a mejorar el cuadro actual. En verano será otra cosa, con todo por escribir, pero la experiencia de fichar en enero nunca entusiasmó a Florentino Pérez.

De la reunión que el pasado martes mantuvieron el presidente con Zidane y el director general del club, José Ángel Sánchez, salió un voto de confianza al vestuario, donde detectan ánimo y calidad de sobra para volver en primavera a La Cibeles. El ejemplo es 2016, cuando el francés consiguió reconducir las cosas en la Liga y ganar también la Champions. Los nombres que más motivan a los patrones son Gareth Bale y Marco Asensio, dos bazas ofensivas que deberían ganar mucho protagonismo a partir ahora. “Estoy contento con mi plantilla pase lo que pase y voy a pelear con ellos, y ellos conmigo, hasta el final. Tengo fe en mi plantilla. Al final de la temporada se verá si hay cosas que cambiar o no”, afirma ZZ.

Informes de Llopis

La primera operación replanteada es la de Kepa, el guardameta del Athletic. Si antes de Navidades, en el Madrid daban por hecha su llegada, el nuevo año ha cambiado bastante las cosas. Zidane no cree que su aterrizaje sea prioritario en estos momentos, agarrado al rendimiento que Keylor Navas demostró en los tramos decisivos de las últimas temporadas. Los informes que Luis Llopis, su preparador de porteros, le ha presentado sobre Kepa son excelentes, pero el técnico preferiría recibirle en verano. Eso sí, entonces otros candidatos, como De Gea o Courtois, entrarán otra vez de lleno en el debate.

La lesión que el vizcaíno de 23 años sufrió en diciembre tiene mucho que ver en el giro que ha dado su fichaje, de inminente a posible en tan sólo unas semanas. El silencio del Santiago Bernabéu lo confirman en Bahía, la agencia de representación del futbolista, donde aguardan acontecimientos al mismo tiempo que abren ronda de conversaciones con otros equipos. Su chico estrella acaba contrato el 30 de junio, por tanto, legalmente pueden comenzar a escuchar ofertas. “Todo está abierto”, dicen a su alrededor, con la cláusula de 20 millones de euros tentando a los grandes de Europa, entre ellos también el PSG. El aparente frenazo de los blancos tampoco sorprende al entorno del portero. El Real Madrid, recuerdan, es capaz de activar y cerrar una operación en una tarde con dos llamadas: “Si quieren, lo hacen”.

El riesgo de no ejecutar ahora la compra es que Kepa podría optar por renovar por el Athletic, con la correspondiente subida de su precio de salida. Ascendería a 60 millones. Si en enero nadie da el paso definitivo, el internacional tendrá que decidir si aguanta la presión durante seis meses, con el riesgo incluido de quedarse en la grada (medida que no descarta su presidente, Josu Urrutia), y se marcha gratis en verano, o apuesta por la vía segura de la firma con el conjunto donde se ha criado.

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *