Unos mil cabecillas detenidos durante lucha anti maras y pandillas

Tegucigalpa, 17 de enero. Un total de 983 cabecillas y más de 4.500 miembros activos de estructuras criminales han sido detenidos en los últimos cinco años, informó hoy la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP).

Los jefes de maras y pandillas han sido remitidos a los juzgados, mientras que los miembros de estas redes criminales se encuentran en prisión, según la FNAMP, creada hace seis meses e integrada por personal civil, Policía Nacional, Policía Militar, Dirección de Inteligencia, Ministerio Público e Inspectoría de Tribunales.

Sólo en 2018 la FNAMP contabilizó 1.337 aprehensiones de miembros de maras y pandillas, lo que ha permitido proteger la vida y patrimonio de muchas personas.

Entre los detenidos se encontraban individuos que habían alcanzado la categoría de más buscados, debido a la larga lista de crímenes que habrían cometido y que gracias a los trabajos realizados por esta entidad ya guardan prisión en los centros penitenciarios de máxima seguridad.

“Con estas aprehensiones se ha evitado el pago de 282.7 millones de lempiras”, indicó un vocero de la FNAMP, quien agregó que este órgano ha alcanzado logros representativos en el debilitamiento de las estructuras criminales, sacando de circulación a sus integrantes.

Además, las autoridades reportan el decomiso de una considerable cantidad de armas, lo que tiene un impacto significativo en la reducción homicidios en el país.

Presencia nacional

La FNAMP ha intensificados sus operaciones en los 18 departamentos del país y con mayor énfasis en aquellos municipios donde el comportamiento de estas estructuras es un poco más perceptible, con ello se ha logrado la recuperación de algunos espacios que en su momento se habían convertido en centro de operaciones de maras o pandillas.

“Los datos estadísticos operacionales de 2018 respaldan los trabajos que se vienen ejecutando desde la FNAMP, la cual obtuvo un crecimiento comparativo con el año anterior del 41.5% en el número de detenciones de personas vinculadas a la comisión de un delito y que en su mayoría pertenecen a una estructura criminal”, puntualizó el vocero oficial.

De interés:

– La FNAMP está conformada por personal civil, miembros de la Dirección Nacional de Inteligencia e Investigación, de la Fuerza Nacional Antiextorsión, Policía Nacional, Policía Militar del Orden Público, Ministerio Público y un representante de la Inspectoría de Tribunales.

– En 2013 se crea la Fuerza Nacional Antiextorsión, la que viene a enfrentar uno de los delitos de mayor incidencia de estas estructuras criminales. En 2014 se crea la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) con la que se fortalece la operatividad de los entes encargados de perseguir el crimen y el delito.

– Para lograr un mayor impacto, las autoridades recuerdan a la ciudadanía que está habilitada la línea 143, donde se puede canalizar cualquier denuncia sobre actos criminales relacionados a maras y pandillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *