Mundo

Trump suaviza el tono con México: agradece la ayuda pero mantiene la amenaza de cerrar la frontera.

Un día más, y ya suma una semana, el presidente, Donald Trump, ha usado la red social Twitter para criticar a Guatemala, Honduras y El Salvador por no hacer “ABSOLUTAMENTE NADA” por Estados Unidos a la hora de frenar la salida de emigrantes, pese a que “TODOS han estado tomando el dinero estadounidense desde hace años”, en forma de las ayudas al desarrollo que él ha ordenado cortar.

Trump ha cambiado sin embargo su tono hacia México, asegurando que “tras muchos años (décadas)”, este país “está deteniendo a grandes cantidades de gente en su frontera sur”.

Ayer, el presidente conminaba a México a “usar sus durísimas leyes migratorias para frenar a los miles de personas que intentan entrar en Estados Unidos”. Y criticaba al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador por “no hacer NADA” para evitarlo. Amenazaba además con que su Departamento de Seguridad Nacional no tardaría en dejar de ser “taaaan amable” con el país vecino, igual que días antes había amenazado con cerrar esta misma semana toda la frontera sur.

¿Qué ha cambiado?

López Obrador, ante las amenazadas y bravatas de Trump, había llamado a la prudencia para “no engancharnos en una confrontación, en un pleito”.

“Peace and love”, ha indicado este martes su secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, que descartó en cualquier caso “militarizar” su frontera sur y pidió la colaboración de Guatemala, Honduras, El Salvador y Belice: “Tienen que hacer su parte”.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, ha indicado sin embargo en una entrevista en la cadena Fox que México “está dando un paso adelante y tomando mayor sensación de responsabilidad” sobre este asunto.

Pero añadió otra amenaza: “Necesitamos que sigan haciéndolo de forma que no nos veamos obligados a tomar acciones drásticas como cerrar los puertos de entrada en nuestra frontera”.

La secretaria de Seguridad Nacional comunicó este lunes los nuevos pasos que debe tomar la Patrulla Fronteriza para “combatir esta creciente crisis”, que, dijo, “está empeorando” mientras el Congreso “falla de nuevo a la hora de hacer algo”.

Nielsen ha anunciado el envío de 750 empleados de la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés, de la que depende la Patrulla) a la frontera, además de buscar refuerzos en otras áreas del Departamento de Seguridad Nacional, hasta sumar un total de 2.000 refuerzos.

Indicó que requerirá a aquellos que solicitan asilo que esperen en México a conocer si se le concede, una política que ya está en marcha aunque a muy pequeña escala y que Nielsen quiere ampliar “a cientos de inmigrantes al día” pese a que el Gobierno mexicano no parece dispuesto; y a que además está siendo examinada en las cortes de justicia.

Fuente: Telemundo

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *