Trump amenaza con tasas a importaciones de autos europeos

El anuncio del presidente es una respuesta a la intención de la UE de tomar medidas contra empresas estadounidenses debido a que Trump planea imponer aranceles al acero y el aluminio que importa el país norteamericano.

El presidente estadounidense Donald Trump aumentó el tono de su retórica de guerra comercial con la Unión Europea (UE) al amenazar el sábado con una tasa a las importaciones de autos europeos, si la UE responde a su decisión de imponer derechos de aduana al acero y aluminio.

“Si la UE pretende subir las tasas y las ya enormes barreras a las empresas estadounidenses que hacen negocios allí, aplicaremos simplemente tasas a sus automóviles que entran libremente a Estados Unidos. Hacen que las ventas de nuestros autos (y otras cosas) sean imposibles allí”, tuiteó Trump.

El mandatario denunció también el “gran desequilibrio comercial” entre ambas partes.

Unas horas antes había recordado que el déficit comercial estadounidense había alcanzado los 800.000 millones de dólares y fustigó los acuerdos comerciales y políticos “muy torpes” concluidos por sus predecesores.

La UE anunció el viernes que prepara medidas contra empresas estadounidenses como Harley-Davidson, el whisky bourbon y los vaqueros Levi’s, un día después que Trump comunicara su intención de imponer aranceles del 25 % para el acero y del 10 % para el aluminio importados por Estados Unidos, con el fin de proteger la industria siderúrgica nacional.

Más tarde, el presidente estadounidense amenazó a los socios comerciales de su país con “tasas recíprocas”.

Trump criticó también duramente los acuerdos comerciales negociados por sus predecesores, a quienes acusó de haber provocado la pérdida de millones de empleos industriales en Estados Unidos.

El mandatario inició una renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre Estados Unidos, México y Canadá. Una cláusula de este texto dispone que un vehículo armado en 65 % en uno de los tres países puede ser vendido en territorio estadounidense sin pagar tasas de importación.

Trump ha acusado en numerosas oportunidades a la UE de obstaculizar las importaciones de productos fabricados en Estados Unidos y amenazó con someter a las constructoras europeas de autos a impuestos aduaneros, sobre todo a los automóviles de lujo producidos en Alemania.

Sin embargo, los autos alemanes apenas representan un 7,9% del mercado automotor nuevo en Estados Unidos, según la federación de constructores germana.

La gran mayoría de los grupos automovilísticos extranjeros que venden vehículos en Estados Unidos tienen una planta en el sureste del país.

Related posts

Leave a Comment