Solari ya es oficialmente entrenador del primer equipo del Real Madrid.

Santiago Solari ya es oficialmente entrenador del primer equipo del Real Madrid. Lo confirmó la federación española de fútbol (RFEF) esta mañana, cuando inscribió el contrato remitido por el club y regularizó la licencia de primer entrenador. Cuatro victorias, con 15 goles a favor por solo dos en contra, el mejor estreno de un entrenador del Real Madrid en los 116 años de historia del club, son los datos que han abierto las puertas del banquillo blanco a Solari.

La confirmación del argentino al frente del primer equipo zanja, por ahora, la crisis abierta en el Madrid por los malos resultados cosechados por el anterior entrenador, Julen Lopetegui, destituido tras dejar al equipo noveno en Liga después de caer con estrépito en el Camp Nou por 5-1. La salida del técnico vasco disparó los rumores sobre el nuevo inquilino del banquillo: nombres como los de Antonio Conte y Roberto Martínez comenzaron a desfilar inmediatamente por las oficinas del club.

El entrenador de Rosario, buen conocedor de la casa tras jugar en el Real Madrid de comienzos de siglo XXI (en el que, al igual de lo que ha sucedido en el banquillo, entraba muchas veces sustituyendo a Zidane), se ha revelado durante estos 15 días como un gestor eficaz al conseguir apagar algunos de los fuegos que tenían descontenta a la directiva del Real Madrid.

Solari ha dado minutos a Vinicius, descartado repetidamente por Lopetegui, y galones a Odriozola, que ha respondido con energía a la ausencia de Carvajal. Pero la decisión más importante del técnico hasta ahora ha sido zanjar el debate en la portería al otorgar la titularidad absoluta a Courtois, principal fichaje del pasado verano, que ha disputado los partidos de Liga y los de Champions, tal y como pretendía el presidente Florentino Pérez. Con Lopetegui era Keylor Navas el encargado de defender la portería en la máxima competición continental.

El técnico ha obrado en consonancia con su pensamiento. En 2013, en plena efervescencia del debate acerca de la suplencia de Casillas por Diego López en el último año de Mourinho en el Real Madrid, Solari escribió lo siguiente en EL PAÍS: “Dije que soy partidario de la continuidad en un puesto tan delicado pero que, una vez decidido un cambio, creo conveniente sostenerlo hasta el final”. Todo apunta a que, salvo lesión, la titularidad de Courtois es ya inamovible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *