Salud

Si tu hijo presenta estas señales puede padecer síndrome de Asperger.

Los niños conforme va su desarrollo y crecimiento presentan muchos actitudes que algunos padres que están atentos a esta etapa logran apreciar catalogando así el origen de estos comportamientos.

El síndrome de Asperger es un trastorno de neurodesarrollo que forma parte de los trastornos del autismo. Debido a que prácticamente cualquier niño podría llegar a presentar algún síntoma, no existe una lista definitiva de señales que puedan determinar si alguien definitivamente tiene Asperger, pero sí hay varios comportamientos que pueden ayudar a detectarlo.

El Asperger afecta principalmente estos aspectos de la vida de una persona: dificultades en la interacción social, comunicación afectiva y patrones de conducta restrictivos y repetitivos, y la hiper o hipoactividad a determinados estímulos sensoriales, es decir mucha sensibilidad a determinados sonidos y olores.

De acuerdo con expertos del sitio WebMD, aunque puede haber muchos síntomas el principal son los problemas con situaciones sociales. Un niño con Asperger podría presentar uno o varias síntomas, de hecho dos niños con Asperger no tienen porque parecerse en su comportamiento.

Los padres de un niño con Asperger podrían empezar a notarlo en la escuela o al momento de comunicarse con niños o adultos. Estos son algunos síntomas que podrían presentar:

#1 Dificultad para reconocer el tono de alguien

Podrían no poder reconocer cuando alguien usa cierto tono para expresarse. Por ejemplo, no identifican cuando alguien hace un chiste, o porque alguien hace un acento distinto o un comentario sarcástico. Su forma de hablar también podría ser plana por una falta de tono o acentuación en lo que quieren decir.

#2 Hablan muy formal

Sus expresiones y gestos podrían parecer más avanzadas para su edad. Por ejemplo, podrían usar palabras que no usaría un niño o tener un tono demasiado formal en la mayoría de las cosas que dicen.

#3 Hablan mucho

Usualmente hablan de un sólo tema. Las conversaciones son sólo de su lado y tienden a verbalizar mucho lo que piensan también.

#4 Se enfocan en pocas actividades

Tienden a tener sólo uno o dos intereses. Muchos niños con Asperger se interesan demasiado en varias partes de un mismo tema o en actividades que son inusuales, por ejemplo en diseñar casas, dibujar un espacio con muchos detalles, estudiar astronomía, etc. También podrían mostrar interés en las serpientes, el nombre de las estrellas o dinosaurios.

#5 Falta de coordinación

Debido a que podrían presentar un retraso motriz a los niños con Asperger les podría costar tomar una cuchara, montar una bici o cachar una pelota. También podrían caminar de forma incómoda o que les cueste trabajo escribir a mano.

#6 Muy sensibles a sonidos y olores

Como ya lo mencionamos, podrían sentirse sobre estimulados por ruidos muy fuertes, por la luz, por olores y hasta texturas.

#7 Pueden ser menos empáticos y poco sociales

Podrían no identificar ciertas situaciones sociales y les puede costar mucho trabajo socializar con otros. Por ejemplo, les podría ser difícil leer el lenguaje corporal de una persona, mantener una conversación o mirar a los ojos a otros.

#8 No les gusta los cambios de rutina

Su forma de pensar podría ser más rígida y les cuesta trabajo adaptarse a los cambios o contemplar alternativas.

Hay que tomar en cuenta que un niño con dos o más de estos síntomas no necesariamente significa que tenga Asperger. Según el sitio WebMD para que un médico pueda determinar si padece esto o no, un niño debe presentar una combinación de estos síntomas y problemas significativos con situaciones sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *