Seis causantes comunes de la parálisis facial

Al padecer una parálisis facial, la situación se puede empeorar en las siguientes 24 o 48 horas siguientes, por lo que se recomienda evitar estas 6 situaciones comunes que pueden causar los daños e incluso agravarlos.

Los síntomas de una parálisis facial es la producción de una falta de movilidad en uno o ambos lados de las cara, conllevando a la imposibilidad de sonreír, cerrar el ojo y hasta logrando una alteración en el habla, describe la Clínica Universidad de Navarra.

Por ello, es necesario conocer que las siguientes situaciones pueden ser las causantes más comunes de una parálisis facial.

1. Estrés

Eleva la presión sanguínea, que es la tensión ejercida por la sangre sobre las paredes de los vasos sanguíneos. Entre más alta es aumenta la carga de trabajo del corazón y el crecimiento malsano de tejido.

2. Causas quirúrgicas

Retirada de neuroma acústico o tumor del nervio facial, o cuando hay una intervención en la glándula parótida.

3. Infecciones

Infecciones virales como la meningitis o el resfrío común pueden favorecer que el nervio facial se inflame, causando presión dentro del canal de Falopio y llevando a un infarto en la zona (muerte de las células nerviosa).

4. Diabetes

Es una enfermedad sistémica es decir afecta todo el cuerpo y no sólo un órgano en particular. Esto hace que las personas que la padezcan tengan mayor posibilidad de sufrir una parálisis facial.

5. Condiciones congénitas

Las condiciones congénitas pueden afectar el sistema de movimiento, en especial un desarrollo anormal del nervio facial.

6. Migraña

De acuerdo con la Academia Americana de Neurología, la migraña duplica el riesgo de enfermedad en el sistema nervioso, lo que puede provocar una parálisis facial.

Autor entrada: tnhgorvy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *