Presidente Hernández: Ya es hora de ofrecer resultados a favor de Honduras en el diálogo nacional.

Tegucigalpa, 11 de julio. El presidente Juan Orlando Hernández afirmó hoy que son muchas las reuniones del prediálogo que se han realizado, por lo que “ya es hora de ofrecer resultados” a favor de Honduras.

“Siento que ya ha sido suficiente tanta reunión en el prediálogo, son más de 15 reuniones, y ya es hora de ofrecer resultados”, dijo el mandatario al canal HCH.

Hernández expresó que “tampoco se puede estar solo hablando, aunque es bueno, pero en este momento lo importante es pasar a los resultados”.

Refirió que él se ha reunido con varios sectores para ir avanzando en algunos temas; sin embargo, reconoció que es oportuno “que el diálogo se debe convertir en algo productivo y que ofrezca resultados”.

Explicó que el rol del gobierno pasa por haber solicitado a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que apoyara el diálogo en Honduras,  iniciativa en la que igual están el Partido Liberal y el excandidato presidencial de la Alianza, Salvador Nasralla.

Partidos minoritarios deben participar

El mandatario reconoció que ha recibido quejas de otros partidos, que tienen diputados en el Congreso Nacional y alcaldes e igual quieren ser parte del diálogo.

Refirió que platicó con ocho diputados de partidos minoritarios, quienes le expresaron su interés de participar en el proceso, por cuanto uno de los temas es la reforma electoral y para aprobarla el Congreso Nacional se necesitan votos de todos los institutos políticos.

Es deber del Gobierno convertirse en un facilitador, “porque se debe escuchar a todos los sectores”, y eso implica escuchar sobre la Constituyente, la segunda vuelta, distritos electorales, la composición del Tribunal Supremo Electoral, del problema serio de la tarjeta de identidad y el hecho de no contar con un registro de nacimientos seguro en Honduras, entre otros temas, dijo.

Hernández expuso que todos esos temas se deben aprobar en el Congreso Nacional, para lo que se necesitan 86 votos, por lo que “es importante que los diputados vayan conociendo las posibles reformas y se requiere que se vayan aprobando las que ya cuentan con los 86 votos”.

Reconoció que el Congreso Nacional está anuente y consciente sobre el tema y, por lo tanto, se deben buscar los mejores resultados a favor del pueblo para ganar certidumbre en el proceso electoral y desechar las dudas y los problemas.

Los otros diálogos avanzan

Hernández puso como ejemplo que el Gobierno ha realizado un diálogo al interior del sector del café, porque allí se han dado muchos problemas y más ahora que el precio está a la baja, pero ese proceso ya casi concluye.

También mediante el diálogo se solucionó el problema del 1.5% con los empresarios y se sigue con estos en el tema de la simplificación de trámites.

Asimismo, adelantó que el jueves se inicia un diálogo para la revisión de todo el sistema eléctrico de Honduras, buscando que participen todos los sectores, incluyendo a generadores y consumidores de energía, cooperantes internacionales, entre otros sectores.

Hernández destacó que hay un proceso de diálogo sectorial sobre nuevos esquemas de transparencia, para una lucha frontal contra la corrupción, nuevos sistemas transparentes con el Poder Ejecutivo, y que hoy se tiene una reunión con cooperantes y sociedad civil para exponer el esquema.

Empero, reconoció, el diálogo atrasado es el político-electoral, en el que el Congreso Nacional debe tomar las decisiones.

El titular del Poder Ejecutivo señaló que la clase política de Honduras debe ofrecer resultados al país, esté o no esté en el Congreso Nacional, y por lo tanto se requiere que participen todos los sectores representados allí, para que el proceso electoral, con las reformas, se vuelva más creíble y transparente.

Refirió que algunos temas importantes, como las reformas al Tribunal Supremo Electoral y al Registro Nacional de las Personas, requieren 86 votos en el Congreso Nacional.

El tiempo pasa…

Hernández advirtió que “el tiempo pasa y, si el diálogo pasa de noviembre de este año, en el Congreso no se podrá aprobar las reformas electorales, porque cuando comienza el próximo procesos electoral los probables candidatos ya no piensan como lo hacen en este momento”.

Insistió en que este es el momento preciso para llevar a cabo las reformas electorales, que permitirán tener un país con más certidumbre, lo que implica crecimiento económico, oportunidades de empleo, mejores ingresos e inversiones.

“Hoy Honduras está creciendo más que cualquier país de la región, excepto Panamá, incluso creciendo más que Guatemala, y el caso es que si un asunto no se maneja bien, se pierden empleos, afecta la economía, se pierden inversiones, el entusiasmo que tiene la gente”, dijo Hernández.

Si los partidos políticos se van a sentar a dialogar, entonces se deben producir resultados, porque si en el pasado hubo reuniones y se lograron consensos, igual ahora se requieren acuerdos, tomando en cuenta que ni el Partido Nacional, ni el Liberal ni Libre tienen los votos necesarios para hacer las reformas o cambios por su propia cuenta, apuntó.

“Es un tema de conversación, es un diálogo, pero sí se deben ofrecer resultados en el interés del pueblo hondureño”, manifestó Hernández.

Dijo que, si se logran las reformas electorales este año, Honduras sigue su curso en materia de crecimiento económico, generación de empleo, inversiones y más, y con una democracia más sólida para todos.

Las reformas electorales

Sobre las reformas electorales que promueve el Gobierno, Hernández resaltó que, aunque ya se conocen, es necesario que se tomen en consideración las recomendaciones planteadas por los equipos técnicos de la Unión Europea y la Organización de Estados Americanos después de las elecciones.

Enfatizó que en Honduras se requiere una nueva tarjeta de identidad y, antes que eso, contar con un nuevo censo, la revisión de todos los asientos de nacimiento y construir un sistema creíble, para evitar, por ejemplo, la sustitución de cédulas o pasaportes por parte del crimen organizado.

También planteó que Honduras debe tener un sistema de elección de diputados por distrito, igual que de las autoridades, lo que focaliza las diferencias de resultados en distritos y deja de afectar a todo el país.

La propuesta igual comprende la ciudadanización de las mesas, para contar con mayor transparencia y observación.

Respecto de la segunda vuelta electoral que algunos sectores proponen, “es una opción que debemos escuchar y es parte del diálogo, pero todo eso como una parte del diálogo en la que se requiere que los políticos se sienten y nos den resultados, también estamos abiertos a eso”, aseguró.

Related posts

Leave a Comment