Presidente Hernández destaca apoyo del nuevo Gobierno de EEUU al Plan Alianza para la Prosperidad

Tegucigalpa, 31 de enero. El presidente Juan Orlando Hernández destacó hoy el apoyo que la Administración del nuevo mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, le brinda al Plan Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte al entregar a Honduras los primeros 125 millones de dólares (de los 750 millones aprobados) dirigidos a seguridad, reducción de la pobreza y la transparencia en la rendición de cuentas en la administración pública.

En un acto especial en Casa de Gobierno, el presidente Hernández y el embajador de Estados Unidos, James Nealon, firmaron como testigos de honor los tres acuerdos correspondientes al desembolso para Honduras, suscritos por el secretario de Finanzas, Wilfredo Cerrato, y el director de la Misión de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), James Watson.

Al acto también asistieron el secretario Coordinador General de Gobierno y Delegado Presidencial para la Alianza para la Prosperidad, Jorge Ramón Hernández Alcerro, y la subsecretaria de Finanzas y Delegada Técnica Presidencial para la Alianza para la Prosperidad, Rocío Tábora.

“Hoy se están firmando los convenios marcos; ese primer desembolso es importante para poder atender los temas en seguridad, principalmente en las zonas más difíciles, que ya tenemos un trabajo avanzado y que se tiene que ir consolidando”, dijo el mandatario.

Asimismo, destacó que para los productores del campo en la región de Occidente con la Alianza para el Corredor Seco también es fundamental la ayuda.
“Hablaba con el embajador Nealon que lo único que falta allí (en la región de Occidente) son los sistemas de riego que nos permitan proteger las cuencas productoras de agua y también enseñar a administrar esos sistemas porque no es fácil cuando alguien tiene reservorios en su propiedad, pero esa agua le sirve a 20, a 30,40 personas”, acotó.

Dijo estar convencido de que con el programa de sustitución de importaciones se va a causar un alto impacto en la economía de esas familias, pero también de todo el país.

“Son casi 80 millones de dólares que importamos de vegetales, pudiendo hacerlo aquí, generando mejores condiciones de vida para nuestra gente”, apuntó.

Hernández destacó también los avances del país en transparencia, Gobierno Abierto y participación de sociedad civil, y señaló la necesidad de revisar cómo está actuando la parte gubernamental.

Trabajando se logran las metas

El presidente Hernández consideró que la confianza del Gobierno estadounidense representa para Honduras mucha esperanza “y muestra que, cuando los hondureños nos decidimos a hacer algo y trabajamos arduamente, lo logramos”.

“Pero también –prosiguió- cuando nos ponemos de acuerdo con nuestros vecinos y buscamos ese beneficio de nuestros pueblos, hacemos cosas extraordinarias”.

“Lo que la Alianza para la Prosperidad significa es de mucho beneficio para Honduras, pero, como lo dije en el 2014 en Washington, si los líderes en Washington reconocen que una Centroamérica convulsa, con falta de oportunidades, es un enorme riesgo para el pueblo estadounidense, estoy seguro que si lo comprenden van a entender”, indicó

Por el contrario –continuó diciendo- una Centroamérica próspera, en paz, con oportunidades, es un muy buen negocio para el pueblo estadounidense, pero también para el pueblo hondureño.

“Eso es lo que hemos concluido en esta primera etapa”, añadió.

Responsabilidad compartida

El titular del Ejecutivo recordó que cuando tomó posesión “muchos de mis compatriotas y algunos amigos estadounidenses se sorprendieron un poco del llamado que hacía al entonces presidente de los Estados Unidos, Barack Obama”.

“Yo hablaba que el sufrimiento de Honduras por la inseguridad, por la violencia, requería de un abordaje de responsabilidades compartidas aunque diferenciadas, y que Estados Unidos debería asumir su responsabilidad, como nosotros también, y cuando decía nosotros también la gente del Triángulo Norte”, que incluye también a El Salvador y Guatemala, expresó.

Aceptó que aquel momento no creía que tan rápido, que en tan corto tiempo, “íbamos a llegar hasta donde hemos llegado con el Plan Alianza para la Prosperidad”.

Hernández lamentó que “cuando hicimos este planteamiento pasó un tiempo y luego ocurrió algo que todos lamentamos profundamente y es el tema migratorio de los niños no acompañados”.

“Hablamos con muchos congresistas y muchos senadores y muchos líderes de sociedad civil de Estados Unidos, pero también con la gente de la Administración, y cuando lanzamos una conferencia sobre los temas migratorios aquí en Tegucigalpa recibimos una enorme cantidad de personas de la región y fuera de la región centroamericana muy interesados en el tema”, añadió.

Resaltó que hablaron de lo que era necesario y era hacer un abordaje en conjunto, “y no voy a olvidar cuando el presidente Obama decía, ‘bueno ¿cuál es esa hoja de ruta que vamos a construir?’, y delegó al vicepresidente Joe Biden y empezamos a trabajar con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), como la estructura técnica que nos iba a ayudar en todo esto”.

Reconocimientos

El titular del Ejecutivo reconoció el apoyo total del exjefe del Comando Sur, general John Kelly (ahora Secretario de Seguridad Interior de EEUU), y el vicepresidente Joe Biden, que estuvieron allí para abrir las puertas cuando se cerraban en el Congreso y Senado de los Estados Unidos, lo que permitió que se aprobara el apoyo del Plan de la Alianza para la Prosperidad por parte de los dos partidos (Demócrata y Republicano).

“Por eso siempre decíamos, antes de la elección en Estados Unidos, al final poco podrá cambiar con respecto a quien gane sí ambos partidos le siguen endosando el respaldo a la Alianza para la Prosperidad”, destacó.

Agregó que “ahora lo sorprendente para nosotros del lado de Honduras es que también la Administración del presidente Trump rápido pudo generar los desembolsos”, dijo.

“Tengo necesariamente que decirlo aquí al pueblo hondureño: el trabajo del embajador Nealon y su equipo ha sido vital para que lleguemos a este punto; así que gracias señor embajador y a todo su equipo”, acotó.

El presidente Hernández alabó que en el Plan Alianza para la Prosperidad destaca como objetivo atacar la raíz del problema de la migración irregular.

“Porque, en primer lugar, nosotros los hondureños no queremos que nuestra gente se desespere y no encuentre la oportunidad de construir su sueño aquí en el país”, señaló.

Prosiguió que “a ninguno de nosotros va a dejar de molestarle, como se dice, hasta la médula, construir su sueño aquí; entonces, tenemos que trabajar en eso para que todos los hondureños encontremos esa oportunidad de construir los sueños que tenemos”.

Y eso obviamente –aseguró- reduce la migración irregular porque nadie se va a querer ir de su país si sabe que aquí puede vivir en buenas condiciones y superarse.

Entonces –insistió- atacar la raíz de esos problemas es el fundamento de la Alianza para la Prosperidad.

El Gobierno ya trabaja en estas prioridades

El presidente Hernández resaltó que el Gobierno ha invertido en 2014, 2015, un promedio de 950 millones de dólares por año en estas prioridades (inseguridad, reducción de la pobreza y transparencia) que son ahora las mismas de la Alianza.

Anunció que con estos recursos que se van a empezar a ejecutar se sacaba la proporción con el equipo de trabajo de que por cada dólar de la Alianza para Honduras, “nosotros ponemos cuatro”.

Sin embargo, dijo que tiene que reconocer que “el alineamiento de nuestras prioridades de parte de la Alianza ha sido fundamental”.

En ese sentido –apuntó- “nosotros agradecemos el reconocimiento a lo que nosotros hemos creído que son nuestras prioridades”.

“Estoy también seguro que eso nos va a traer éxitos; claro, como todo en la vida, cuando se planifica y se ejecuta habrá cosas que habrá que revisar en el camino y como estos son convenios marco, falta la negociación de los detalles”, añadió.

Señaló que son tres años de arduo trabajo, “pero también es el momento de recordar que otros hondureños no estuvieron de acuerdo con el Plan Alianza para la Prosperidad”.

El mandatario dijo que lo logrado hasta hoy manda un mensaje prometedor y no solo a Honduras, sino que también a El Salvador y Guatemala.

Sin embargo, dijo que “yo insisto que, bajo el principio de responsabilidades compartidas, aunque diferenciadas, México debe ser más protagonista en esta Alianza, pero también ¿de dónde se origina el problema? Del sur de América, de donde se produce la droga que en buena medida es el mayor disparador de violencia en Mesoamérica”.

“Nuevamente nuestro llamado a Colombia, Bolivia y a todas las zonas de donde viene esa sustancia que tanto daño nos ha causado a nosotros y a otros a pueblos del mundo, sin que eso signifique no haber reconocido desde inicio nuestra responsabilidad como hondureño”, añadió.

Datos

El convenio responde a:

– Incremento a la seguridad ciudadana para las poblaciones vulnerables en las áreas urbanas de alta criminalidad.
– Reducción de la extrema pobreza de manera sostenible para las poblaciones vulnerables en el occidente del país.
– Mayor transparencia y rendición de cuentas en la administración pública del gobierno de Honduras a nivel nacional.

Related posts

Leave a Comment