¿Por qué algunos menonitas pueden vivir hasta 10 años más y son más sanos?

Ni terapias rejuvenecedoras, ni elixires, ni caros tratamientos en clínicas especializadas. Lo que necesitan los menonitas, la comunidad tradicional cristiana que rechaza la ciencia y la tecnología moderna, es una mutación genética.

Un grupo de la comunidad Berne Amish de Indiana (Estados Unidos) parece tener el secreto para vivir más y mejor.

Un estudio realizado por la Facultad de Medicina de Feinberg de la Universidad Northwestern, en Illinois (Estados Unidos), en cerca de 200 miembros de entre 18 y 85 años de esta población observó que algunos tenían una mutación nula en el gen Serpine 1 que retrasa el envejecimiento en humanos.

Según el estudio publicado recientemente en la revista científica Advanced Sciences, la mutación hace que se produzca una menor cantidad de la proteína Pal-1 cuya función exacta todavía se desconoce, apunta el equipo investigador en la publicación.

Imagen en 3D de un cromosomaDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionUna mutación en un cromosoma parace ser la clave que protege a algunos menonitas del envejecimiento.

Según la investigación, quienes presentaban este tipo de gen tenían una esperanza de vida mayor que otros miembros de la misma comunidad.

La diferencia llegaba a ser de más de 10 años de media.

Más sanos

El estudio señala también que el sistema metabólico de quienes presentan la mutación genética es más saludable.

Estos individuos manifestaban menores niveles deinsulina en ayunas, una menor prevalencia de la diabetes tipo 2 y sufrían menos enfermedades cardiovasculares.

Grupo de menonitas jóvenesDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLos menonitas rechazan el uso de la electricidad y la religión juega un papel importante en la comunidad.

Además, los investigadores descubrieron una alteración en los telómeros, una parte del ADN situada en el extremo de cada cromosoma. Cada vez que hay una división celular, los telómeros se dividen y se hacen más pequeños lo que favorece el envejecimiento.

En el caso de los mutantes del Serpine1, sin embargo, los telómeros eran hasta un10% más largos retrasando el ritmo en el que se produce el deterioro genético y celular.

Por eso destacan que el descubrimiento es importante. “No solo viven más, viven más sanos y esa es una forma deseable de longevidad”, apuntó el presidente de la institución investigadora, Douglas Vaughan.

Científico en laboratorio.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLos científicos ya han creado un remedio para tratar a diabéticos y obesos.

Esperanza

Esta facultad descubierta en los menonitas ha llevado a los científicos de Estados Unidos y Japón a querer crear un medicamento que reproduzca el efecto de la mutación de los menonitas, la reducción de la proteína Pal-1.

La esperanza es que pueda proteger a la población de enfermedades vinculadas al envejecimiento y ayude a vivir más años pero, fundamentalmente, con un buen estado de salud.

Por el momento el fármaco está en fase experimental 2 y ya se está probando en Japón con enfermos de diabetes tipo2 y obesos. Pronto esperan iniciar ensayos clínicos en Estados Unidos.

Autor entrada: tnhgorvy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *