Noticias Nacionales

ONU debe declarar a maras y pandillas como violadoras de derechos humanos.

Nueva York. El presidente Juan Orlando Hernández le solicitó hoy a la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, que este organismo internacional emita una resolución que declare a los grupos armados, maras, pandillas y bandas criminales como violadoras de los derechos humanos.

La solicitud de declaratoria la hizo el mandatario hondureño a Bachelet durante un encuentro bilateral que sostuvieron en la sede las Naciones Unidas en Nueva York, en el marco de la visita del gobernante para participar en la 73° Asamblea General.

El presidente Hernández hizo esta misma petición al director ejecutivo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Yuri Fedetov, y también la hará públicamente en la próxima Cumbre de Iberoamérica con el Sistema de la Integración Centroamericana, que se llevará a cabo en Antigua Guatemala.

En Honduras estos grupos criminales quisieron asaltar el poder en alianza con algunos grupos políticos, y “esto quedó evidenciado en las mismas mesas de diálogo que Naciones Unidas ha estado llevando y esto debe ser una alarma para todas las democracias del mundo”, advirtió.

Detalló que también ha conversado sobre este tema con el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, así como con congresistas, senadores y muchas agencias de seguridad y defensa norteamericanas.

“No reconocer el nivel de violencia y el perjuicio que cometen estas organizaciones criminales y cómo pretenden suplantar al Estado, me parecería que la comunidad internacional estaría siendo ciega, sorda, y no creo que lo hagan a propósito; entonces, tienen que actuar”, manifestó.

La violencia de las maras, pandillas y bandas criminales también la sufren Guatemala y El Salvador, mientras que Costa Rica y Panamá  comienzan a enfrentar este fenómeno; “están comenzando a ver lo que Honduras vivió hace 15 años: un resurgimiento del mundo criminal que se encarga de tráfico de drogas, de personas, de drogas y armas”.

“Si el mundo reconoce que estos grupos también violentan los derechos humanos de los hondureños van a entrar en otra categoría y la comunidad internacional va a cerrar filas para apoyar más a los países que sufrimos de esto, y sobre todo mi intención es prevenir que ellos asalten el poder como lo han querido hacer en Honduras”, expresó.

Nikki Haley

El presidente Hernández también se reunió con la embajadora de Estados Unidos en la Organización de Naciones Unidas (ONU), Nikki Haley, quien ha sido una abanderada para que en este organismo internacional se establezcan reformas que hagan que esta organización sea más eficiente, transparente y responsable.

Este principio lo comparte el mandatario hondureño, que lo hizo público en su disertación en la Asamblea General, donde le pidió al pleno pasar del discurso a la acción y trabajar en equipo por la construcción de la paz y en la búsqueda de soluciones conjuntas, a la vez que lamentó la falta de voluntad y de valentía para hacerlo posible a pesar del enorme tamaño y cantidad de recursos que maneja este organismo.

“Yo no me podría perdonar pasar por esta Asamblea sin hacer un llamado a la conciencia de los líderes mundiales, en el sentido de asumir una actitud trascendente, exigiendo que pasemos de las palabras a las acciones concretas que cambien la vida de los pueblos del mundo”, expresó Hernández en su disertación de ayer.

Recientemente Haley realizó una visita a Honduras, donde sostuvo encuentros con diversos sectores y con el mandatario hondureño, con quien coincidió en la necesidad de avanzar aún más en el tema de la lucha contra el narcotráfico y el crimen transnacional, como las maras y pandillas

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *