“Ni mi Gobierno ni yo protegeremos a nadie”: presidente Hernández

Tegucigalpa, 20 de marzo. “Ni mi Gobierno ni yo protegerá a nadie porque en Honduras respetamos la ley y las instituciones”, sentenció hoy el presidente Juan Orlando Hernández al comparecer antes los medios de comunicación en Casa de Gobierno.

“Ahora Honduras es otra, es una Honduras de justicia, de ley y de respeto a sus instituciones”, remarcó el mandatario hondureño.

Hernández reseñó las acciones de su Gobierno para combatir la criminalidad y mejorar los niveles de seguridad en el país, como emisión y reforma de leyes, creación de cuerpos especiales, como la Fuerza Nacional Antiextorsión y la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional; extradición de narcotraficantes y la depuración de la Policía Nacional, entre muchas otras.

En la lucha contra los grupos criminales y carteles de la droga se han perdido valiosas vidas entre ellas: jueces, abogados, policías, militares, miembros de inteligencia del Estado y ciudadanos comunes, detalló.

“Aun el propio Presidente y su familia se ha visto sometido ante este tipo de amenazas”, indicó.

Asimismo, dijo que “hoy la gran mayoría de los hondureños estamos más determinados que nunca en prevalecer en esta lucha y estoy convencido que Dios nos acompaña”.

“Los narcotraficantes están muy incómodos porque hemos declarado hostil esta tierra para todas esas actividades ilícitas. Ya ellos saben quién soy yo, de dónde venimos, dónde estamos y hacia dónde vamos”, apuntó.

Nadie por encima de la ley

“Quiero repetir lo que para mí es un principio innegable y que todo el mundo lo comprenda, si no lo han entendido: nadie está por encima de la ley”, aseveró.

“Cada quien es responsable de sus actos y todos tenemos que rendir cuentas de nuestros actos, ya sea frente a la sociedad, un tribunal, frente a quien sea, frente al pueblo hondureño, y a todos aquellos que están reñidos con la ley tendrán que enfrentar la justicia dentro o fuera del país”, reiteró Hernández.

“Nadie debe de escapar de la justicia; es un principio fundamental para que nuestro país viva en paz y podamos florecer como nación”, remarcó.
Añadió que “lo he dicho muchas veces: si alguien infringe la ley tendrá que defenderse haciendo uso de su legítimo derecho, porque somos un Estado de Derecho”.

Hernández agregó que “ni mi Gobierno ni yo protegerá a nadie. Ahora Honduras es otra, es una Honduras de justicia, de ley y respeto a sus instituciones. Ya no es cierto aquella frase famosa que la justicia en Honduras era como una serpiente que solo mordía a los que estaban descalzos; eso ahora no es así”.

El mandatario hondureño recalcó que en el país todos los que son acusados de acuerdo a la ley y al debido proceso tienen que “rendir cuentas”, no importa si es de “cuello blanco, como le llaman, o tiene corbata o no la tiene; todos”.

Hernández señaló que “desde que asumí la Presidencia, y en el proceso electoral anterior, les advertí a mis amigos, a mis correligionarios y a mis parientes que tengan mucho cuidado con sus actuaciones, que todos están obligados a cumplir y respetar la ley”.

“Lo que yo no voy hacer es proteger a alguien, a absolutamente a nadie”, subrayó.

El gobernante señaló que “si algún amigo o un correligionario de mi propio partido (Nacional) tiene problemas con la justicia, mi criterio es que deberá de dar un paso al lado y retirarse para encarar el proceso de acuerdo a la ley”.

Puntualizó que las pruebas “están allí”, al tiempo que dijo que “todos han sido testigos que hemos roto los paradigmas; ahora en Honduras se juzga a empresarios, militares, policías, políticos y ciudadanos que antes no estaban al alcance de la justicia y que la gente resentía de eso”.

“Todo el que infrinja la ley será juzgado, y juzgado también significa un espacio para su legítima defensa, pero, desde luego, buscar que se haga justicia; de esto se trata la construcción de la nueva Honduras”, arguyó el presidente de la República.

Medidas contra criminalidad

El presidente Hernández recordó que, entre otras medidas de su Gobierno para combatir la criminalidad, “hemos creado una serie de leyes en favor de mantener el orden”.

“Hemos desarrollado un proceso de depuración policial sin precedentes, como nunca antes, y empezamos de arriba hacia abajo, y ahora vamos al proceso de certificación de los agentes, porque ha sido necesario para continuar en la lucha contra el crimen”, indicó.

El titular del Ejecutivo expresó que en su Gobierno se han hecho extradiciones, desarticulado bandas criminales, se han destruido pistas y se han evitado que los vuelos del narcotráfico lleguen al país como sucedía entre 2006 y 2009, pues eran como “nubes de zancudos las que caían. Sabemos que aún falta mucho por hacer”.

“Ahora tenemos una institucionalidad más sólida; seguimos trabajando para incorporar a los que más han sufrido y queremos que igual hagan de Honduras su sueño y de eso ha tratado también esta lucha porque hemos invertido una gran cantidad de recursos en este tema”, remarcó.

Enfatizó que “no hay otra ruta más que recuperar la paz y la tranquilidad. Sabíamos que no iba a ser una lucha fácil, pero decidimos hacerla porque es lo que buscamos para el pueblo hondureño”.

“En esta lucha contra el crimen no solo basta la voluntad, igual requiere capacidad, y por eso aprobamos la Tasa de Seguridad, para hacer frente al crimen que cuenta con importantes recursos”, apuntó el presidente Hernández.

Autor entrada: tnhgorvy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *