Motocicleta anticaídas un proyecto del futuro de una compañía alemana.

¿Cómo te imaginas el futuro? Probablemente tu primera opción sea con carros voladores, pero en un futuro más cercano, los autos se conducen solos y las motos parecen salidas de una serie steampunk. La compañía alemana Bosch se encuentra desarrollando una motocicleta como nunca nos la imaginamos: usará gas a propulsión para tener una mejor estabilidad.

La nueva motocicleta, que todavía no se presenta oficialmente, tendrá un sistema que corregirá la postura del conductor en las curvas para evitar caídas. En caso que la persona se derrape, el gas saldrá a chorros y generará una fuerza de repulsión que la mantendrá sana y salva.

Sin embargo, ¡ojo! El conductor no podrá confiarse del todo pues tendrá un funcionamiento similar al de las bolsas de aire de los autos. Es decir, solo se ejecutará en casos de emergencia y será necesario cambiarlo periódicamente. Además, dependiendo del accidente, el mecanismo no siempre es suficiente para evitar consecuencias negativas.

De todos modos, la estabilidad en las motocicletas es muy importante pues puede hacer la diferencia entre un trayecto exitoso y un accidente. El sistema actual tiene un asistente que monitorea los datos del vehículo (como el ángulo de inclinación y aceleración) para intervenir si es necesario, pero con esta nueva característica el viaje será aún más seguro.

«El sistema analiza los datos del sensor, la diferencia de velocidad entre las ruedas delanteras y traseras y otros parámetros específicos de la motocicleta, como el tamaño del neumático, la forma del neumático y la ubicación del sensor. La unidad MSC calcula los límites físicos de la fuerza de frenado», explica Bosch.

Related posts

Leave a Comment