Menor hondureño a Primera Dama: “Usted puede cambiar muchas cosas en Honduras, espero que pueda hacer una patria mejor”.

La Primera Dama, Ana García de Hernández, sostuvo un amplio conversatorio en un albergue de Virginia (Estados Unidos) con menores hondureños, en su mayoría adolescentes de los departamentos de Olancho, Yoro, Atlántida, Santa Bárbara, Copán y Francisco Morazán, por quienes oró para que Dios llene sus corazones, los guíe por el buen camino y sean hombres y mujeres de grandes éxitos, destacando siempre el nombre de Honduras.
SAMSUNG CAMERA PICTURES
 
Posteriormente, en un gesto de patriotismo, Ana García de Hernández pidió que se pusieran de pie y entonaran el Himno Nacional de Honduras, lo cual hicieron con mucho entusiasmo y orgullo. 
 
“Nacimos en la bella Honduras; nunca olviden de dónde vienen, somos de la misma patria, sigan estudiando para dar el mejor ejemplo para sus familias y para el país”, aconsejó la Primera Dama, quien cumplió una agenda paralela a la visita del presidente Juan Orlando Hernández a Washington.
 
“El futuro está en cada uno de ustedes. Juan Orlando siempre dice que los mejores embajadores de Honduras son los mismos hondureños. Ahora les digo: piensen, hagan y digan siempre lo mejor, sean ejemplo para salir adelante en cada lado que estén”, añadió.
 
La esposa del mandatario hondureño despidió a los menores, uno a uno, con un caluroso abrazo y un beso, dándoles un mensaje de esperanza. 
SAMSUNG CAMERA PICTURES
 
La Primera Dama se mostró muy conmovida al escuchar, de voz de uno de los menores, una carta que él le había escrito la noche anterior a su visita. 
 
“Cada país tiene un presidente, cada presidente tiene una Dama; es una dama muy especial que se merece el respeto de los demás, no sólo porque sea la esposa del presidente, se debe el respeto como la dama que es, con todo el amor y el respeto que da a los demás, lo mismo se merece ella. No es cualquiera que va a andar visitando a personas que ni siquiera conoce, pero ella sabe que compartimos el mismo país y el amor que nos une a cada uno de nosotros es de dónde nacimos. Estamos aquí luchando para la patria, con esfuerzo y dedicación la podemos mejorar; ella nos comprende y eso la hace muy especial. Yo sé que usted puede cambiar muchas cosas en Honduras y lucha por ello, le deseo lo mejor, espero que pueda hacer una patria mejor”, reza este escrito que redactó un pequeño de Atlántida para la esposa del presidente Hernández. 
 
Por su parte, loas demás menores reaccionaron agradecidos también por la visita, “por tenernos presentes a los migrantes”. Dijeron extrañar las comidas típicas, como las baleadas, y que están ansiosos, unos por poder reencontrarse con sus papás, hermanos y tíos que viven en Estados Unidos. 
 
En este centro de cuidado hay dos madres adolescentes que viajaron irregularmente con sus bebés en brazos. 
 
Sobre el albergue
 
La Primera Dama junto a los ministros de la Presidencia y de Derechos Humanos, Ebal Díaz y Karla Cueva, respectivamente; la vicecanciller Nelly Jerez y el cónsul de Honduras en Washington, Roberto Martínez, se reunieron con las autoridades del albergue Youth for Tomorrow, quienes les explicaron todo lo que hacen los menores mientras permanecen en este centro. 
 
El director ejecutivo de Youth for Tomorrow, Gary Jones, explicó todo el proceso de atención a los niños, niñas y adolescentes como la educación, especialmente el idioma inglés, clases de matemáticas y ciencias naturales, entre otras. Las atenciones médicas, psicológicas y odontológicas.  
 
Al finalizar, la Primera Dama y la comitiva hondureña hicieron un recorrido por las instalaciones del centro, conociendo los hogares donde residen los pequeños hondureños migrantes, la iglesia y el área de juegos recreativos, entre otros lugares. 
 
Además 
 
En Washington, la Primera Dama se reunió con la directora del Departamento de Operaciones, Cumplimiento y Remoción del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés), Marlen Piñeiro; también con el presidente del Comité Estadounidense para Refugiados e Inmigrantes (USCRI), Eskinder Negash, y con el abogado pro-bono John Amaya, experto en el tema de migración, quien le despejó varias dudas de los procesos y de la política del Gobierno estadounidense “Tolerancia Cero”, que implica separación de las familias. 

Related posts

Leave a Comment