Noticias Nacionales

“Marero de El Salvador que cometa delitos en Honduras, debe ser capturado”

La Esperanza (Intibucá). El presidente Juan Orlando Hernández afirmó que los mareros de El Salvador que lleguen a Honduras para cometer delitos, en especial en las zonas fronterizas con Intibucá y la zona sur de Lempira, deberán de ser capturados de inmediato y puestos a la orden de los tribunales.

“Mareros salvadoreños que cometan delitos en Honduras, se les va a capturar”, insistió el mandatario.

Explicó que igual se conversará con autoridades de El Salvador, en vista que se cuenta con la Fuerza Lenca-Sumpul para precisar de mejor manera el tipo de operaciones a realizar.

Destacó que se trabajará de manera conjunta con El Salvador para contrarrestar el problema, porque el tema de las maras se ha vuelto transnacional y requiere un abordaje regional.

Además, Hernández reconoció que al ir mejorando las carreteras que conectan con Gracias, Occidente y Marcala, es obvio que Intibucá se convierte en zona de alta prioridad en temas de seguridad.

Problemas producto del alcohol

El mandatario añadió que una serie de problemas que desencadena el alcohol en la zona, también serán abordados con la prioridad del caso por parte de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (FUSINA).

El Jefe de Casa de Gobierno se refirió a varios temas en una comparecencia de prensa realizada en un céntrico hotel de La Esperanza, tras reunirse con los miembros de FUSINA y conocer en detalle los resultados del esquema de seguridad en 2018 y los problemas planteados por diversos sectores para solucionar en el presente año.

Hernández confió que la reunión de evaluación de FUSINA del año anterior, en la región, permitió alcanzar importantes resultados positivos.

Sin embargo –agregó- algunos problemas de violencia en este año han generado cierto grado de preocupación.

El líder del Ejecutivo reveló que se está redefiniendo la forma de realizar algunas operaciones en la zona, en especial porque el consumo de alcohol genera buena parte del problema de la violencia, entre estos, intrafamiliar que después se vuelve violencia común.

Una de las formas de trabajar en el tema –aseguró- que tiene que ver con evitar que si la gente anda ingerida de bebidas embriagantes, cargue un machete en la mano y esa es una de las primeras conclusiones que salieron, al grado que el tema será abordado con la Asociación de Municipios de Honduras (AMHON).

Del mismo modo, refirió que el tratamiento que se le dará al tema será muy diferente porque la incidencia es en el área rural.

Mayor apoyo

El tema seguridad –apuntó- conlleva una redistribución de recursos, más apoyo, mejoramiento de postas, la implementación de retenes sorpresivos con unidades especiales que permitan llegar a los objetivos trazados y realizar las inspecciones necesarias.

A lo anterior se debe agregar que se han llegado al consenso que las cabeceras municipales: Intibucá y La Esperanza, requieren del trabajo de la Policía Turística para ofrecer mayor seguridad debido al repunte del turismo en toda la región y eso se convierte en un importante respaldo para el crecimiento económico de Honduras y de Occidente.

Confió Hernández que se trabajará en un análisis detallado sobre la nueva infraestructura policial a construir en la región, así como las reformas a las existentes, buscando que los agentes de la Policía y las Fuerzas Armadas convivan de manera digna en las instalaciones.

A erradicar el narcomenudeo

Por otra parte, Hernández reveló que se ha detectado una actividad creciente de narcomenudeo en toda la zona y ese será uno de los temas que tendrá alta prioridad para FUSINA en toda la región.

Manifestó el titular de Casa de Gobierno que “si eso se deja crecer, luego viene la lucha por territorio en las bandas criminales y eso es algo que no se puede permitir en ningún sector de Honduras”.

El gobernante hizo un llamado a la ciudadanía para que acompañe los esfuerzos de FUSINA para que mejore sus niveles de paz y convivencia y porque ha sido un pueblo relativamente pacífico y se debe mejorar aún más.

“La responsabilidad de la seguridad comienza en casa al educar al niño en el kínder, en la escuela, en el colegio y en la comunidad con la participación de las iglesias”, dijo.

Nueva dinámica

Explicó Hernández que “con la entrega del Parque La Convivencia en la colonia Mi Esperanza, inicia una nueva dinámica para empezar a construir la prevención y evitar que se desarrolle la violencia y la inseguridad”.

Destacó que Intibucá no es la excepción cuando se aborda el tema del alza de índices en violencia doméstica.

“Es un factor que requiere el aporte de toda la comunidad y la sociedad como tal, buscando construir una cultura de respeto al interior de los hogares y las familias y en especial con las mujeres”, añadió.

 Siguió contando que “las mujeres merecen un trato digno y respetuoso, si se degenera el tema del irrespeto a la mujer se pierde la paz, la situación se complica y es algo que no se quiere”.

A la vez, Hernández expuso que la visita en Intibucá es una de varias que se efectuarán a nivel nacional para abordar temas relacionados con seguridad y el aporte que pueda ofrecer la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas, en zonas urbanas y fronterizas.

“Pido a la población que genere información al 911 o al 143 y entes de seguridad, pueden informar y garantizamos el completo anonimato, buscando que si se nota algo malo o algo que no es normal, se llame y denuncie sin dar el nombre”, afirmó.

Acompañaron al mandatario en la comparecencia, el Ministro de Defensa, Fredy Díaz Zelaya; el Jefe del Estado Mayor Conjunto, René Orlando Ponce Fonseca; la Gobernadora Política de Intibucá, Odalma Benítez; así como diputados y alcaldes de municipios vecinos, entre otros.

Datos….

1.     Las evaluaciones de FUSINA en las regiones rurales se realizarán en los próximos días en distintos sectores donde se hayan incrementado los índices de violencia en los últimos meses.

2.     La Operación Morazán II contempla la realización de actividades, acciones e investigación de objetivos específicos en los sectores rurales del país, para bajar aún más los índices de violencia por cada 100.000 habitantes.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *