Los científicos logran teletransportar una puerta cuántica.

Los investigadores han demostrado uno de los pasos clave en la construcción de la arquitectura para computadoras cuánticas modulares: la teletransportación de una compuerta cuántica entre dos cúbits (unidad mínima de información cuántica), según demanda.

La teletransportación cuántica es el principio clave de este nuevo trabajo, una característica única de la mecánica cuántica que se utilizó antes para transmitir estados cuánticos desconocidos entre dos partes sin enviar físicamente al estado mismo.

Los investigadores de Yale usaron un protocolo teórico desarrollado en la década de 1990 para demostrar experimentalmente una operación cuántica, o ‘puerta’, sin depender de ninguna interacción directa.

El equipo de investigación del Yale Quantum Institute de Yale dirigido por el investigador principal Robert Schoelkopf y el exestudiante de posgrado Kevin Chou está investigando un enfoque modular para la computación cuántica.

La modularidad ha demostrado ser una estrategia poderosa para construir sistemas complejos, dicen los investigadores. Una arquitectura modular cuántica consiste en una colección de módulos que funcionan como pequeños procesadores cuánticos conectados a una red más grande.

Los investigadores de Yale están a la vanguardia y han realizado un trabajo pionero en informática cuántica con circuitos superconductores.

Los cálculos cuánticos se realizan a través de bits delicados de datos llamados cúbits, que son propensos a errores, para corregirlo, los cúbits lógicos son monitoreados por cúbits auxiliares que detectan y corrigen los errores de forma inmediata.

“Nuestro experimento es también la primera demostración de una operación de dos cúbits entre cúbits lógicos”, dijo Schoelkopf.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *