Deportes

La final de la Champions línea por línea: portería, defensa y entrenadores

PORTERÍA Y DEFENSA

Juventus: Buffon… y la otra BBC

No se debería considerar una casualidad que en el teórico once titular de la Juve, que se debe enfrentar el sábado al Real Madrid, sólo el portero y sus tres zagueros puros y genuinos (Barzagli-Bonucci-Chiellini) sean italianos. Ellos son los que marcan la diferencia en el arte de defender. Aprendieron la materia mientras les crecían los dientes. Entre los cuatro suman salvo error u omisión 2449 partidos como futbolistas profesionales. Buffon (39 años), 841, 621 en la Juventus; Barzagli (36), 645/232, Bonucci, (30), 420/318 y Chiellini (32), 543/433. Por lo tanto, sólo de bianconeri, 1604, desde la temproada 2010-11 que llegaron Barzagli y Bonucci, Buffon lo había hecho en la 2001-02 y Chiellini en la 2005-06, suelen jugar juntos regularmente, más allá del inquilino del banquillo. También en la selección.

Son animales defensivos. Por alto y por bajo. Se adaptan igualmente a la defensa de tres como de cuatro. Sobre ellos se sostienen el sofitiscado entramado defensivo de su equipo que le permite pasar de mantenerse a atrás con una línea de tres a hacerlo con cinco, con el repliegue de Alves y Alex Sandro e incluso de seis, porque Mandzukic es capaz de caer como lateral zurdo si la situación lo requiere.

En los 50 partidos disputados esta temporada sólo ha recibido 30 goles, 0,6 de media. En los 38 partidos del scudetto, 27 y en los 12 de Champions , tres, ninguno de jugada, todos en acciones de estrategia estática… Nadie encaja menos.

Real Madrid: sólo defienden los centrales

Ser defensa en este Real Madrid no es fácil. Es más. Es algo tremendamente complicado. Estamos ante un equipo que mira permanentemente hacia el área rival y no siempre recuerda que detrás tiene otra parcela parecida que también debería proteger en algunos momentos del partido.

Su situación merece un análisis. Salvo en un par de partidos que Zidane ha jugado con tres centrales, el equipo se planta atrás con una línea adelantada de cuatro hombres en zona que, habitualmente, tiene más como referencia la raya divisoria del centro del campo que la frontal de su área.

Colectivamente el Madrid defiende en un 1-4-4-2, Con el restulado a favor, en los últimos encuentros ha acabdo haciéndolo en un meridiano 1-4-1-4-1 o incluso en un 1-4-5-1 con Cristiano arriba y todos por detrás del balón.

Realmente, en el Madrid sólo los dos centrales, Varane y Sergio Ramos, mantienen una posición retrasada en su campo. Los dos laterales, Carvajal y Marcelo pasan tanto tiempo en el terreno enemigo como en el suyo. En muchas fases del juego están más adelantados, incluso, que los dos interiores (Modric y Kroos) y su punto de partida inicial suele ser la mismísima divisoria.

Casemiro es el complemente defensivo más eficaz. Siempe por delante de los centrales, es realmente el tercer elemendo defensivo del bloque. Sin la posesión los problemas defensivos se multiplican. Las estadísticas blancas chocan abiertamente con las de la Juventus en relación a los goles recibidos. En los 38 de Liga, ha encajado 41 tantos y sólo en diez encuentros ha dejado su puerta a cero. En los 12 de Champions, 17 goles en contra y sólo en un duelo ha dejado su puerta imbatida, contra el Atlético (3-0) en las semifinales de ida en el Bernabéu.

ENTRENADORES

Allegri: coleccionista de modelos

Sacchi, don Arrigo, ha sacado el diccionario de los reconocimientos para valorar el trabajo de Massimiliano Allegri al frente de la Juventus. “Ha demostrado carácter, inteligencia y capacidad para sustituir a un entrenador como Conte. Es un táctico iluminado, un gestor coherente que guía al grupo con sabiduría y maestría”. Escrito está. Mad-Max, como se le conoce en Italia, se ha consagrado como técnico en este último trienio. Su dominio de la situación y su variedad táctica sorprende cada cada partido. Ha superado todos los obstáculos que se ha encontrado en el camino.

Desde hacer olvidar a Conte y sus tres scudetti (los ha repetido), a convertir en aplausos las pruebas de desaprobación que vivió en sus comienzos, pasando por su facilidad para coleccionar modelos tácticos. Por algo le llaman ‘el químico’. Esta temporada ha experimentado del 1-3-5-2 al 1-4-2-3-1 actual, con todas las variantes posibles: 1-3-4-1-2, 1-4-4-2, 1-4-3-3. 1-4-3–2-1 y 1-4-3-1-2. Verlo para creerlo

Zidane: la táctica nace de la gestión

Un equipo de 20 jugadores. Un caso inédito, o casi, en un club obligado a luchar por todas las competiciones que disputa con la presión y responsabilidad que conlleva. Zidane lo ha hecho posible desde la serenidad y la bonanza. La racha de lesiones de principio y mitad de temporada fue la rampa de lanzamiento para contar con hombres que partían con la etiqueta de suplentes.

Su rendimiento fue tan positivo que el entrenador se vio fortalecido para continuar dándoles oportunidades cuando la plantilla estaba ya al completo, o casi. Todos los jugadores, sin excepción, han entrado en la noria. Un hecho que ha allanado el camino del técnico. Ningún futbolista puede quejarse de diferencia de trato.

Esa brillante gestión ha influido directamente en la parcela táctica. Con el teórico once titular en perfecta condiciones, BBC asegurada y el 1-4-3-3 como punto de partida. Después mandaban las rotaciones. Partidos para el 1-4-3-3 con el triángulo del centro del campo invertido; para el 1-4-2-3-1, para el 1-4-4-2 en línea y en rombo y para el 1-4-1-4-1. Mandan las cualidades de los jugadores.

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *