iPhone Xs Max y Samsung Galaxy Note 9 cara a cara.

Comparativa con sus principales características técnicas de los dos smartphones más ambiciosos y deseados del momento; Apple vs Samsung.

Ayer mismo Apple presentaba al mundo sus nuevos smartphones con los iPhone Xs y iPhone Xs Max, además de su nuevo terminal de acceso conocido como iPhone Xr y el nuevo Apple Watch Series 4, dispositivos que ya pudimos ver días antes de su presentación gracias a una generosa filtración. Pero centrándonos en los móviles más avanzados de la manzana, llega el momento de compararlos con su principal competidor en la gama más alta del mercado, el no menos llamativo y potente Samsung Galaxy Note 9, presentado este mismo verano.

iPhone Xs Max vs Samsung Galaxy Note 9

Empezamos con lo más llamativo, su diseño y acabados; ambos terminales se sitúan en las gamas más altas del mercado, tanto por precio como por aspecto y calidad. En el caso del nuevo iPhone Xs se mantiene el diseño del iPhone X, el modelo del año anterior, con un frontal sin apenas marcos y la controvertida pestaña superior, ahora con un panel OLED de 6,5 pulgadas. Por su parte, el Galaxy Note 9 apuesta por un frontal más conservador, con algo más de marcos en los extremos y un panel Super AMOLED de 6,4 pulgadas. El modelo de Apple alcanza una resolución de 2.688×1.242 píxeles con una densidad de 458 ppp con HDR y Dolby Vision mientras que el Galaxy Note 9 sube hasta los 2.960×1.440 píxeles con una densidad de 516 ppp.

En términos de potencia, el nuevo iPhone Xs apuesta por su propio procesador A12 Bionic fabricado en 7nm y seis núcleos, además de una GPU de cuatro núcleos y 4 GB de RAM. Por su parte, el Galaxy Note 9 equipa el chip Exynos 9810 de 10nm y ocho núcleos, con dos versiones de memoria RAM, de 6 GB y 8 GB. Por otro lado, a nivel de memoria interna el modelo de Apple ofrece varias capacidades, desde 64 GB a 512 GB, pasando por un modelo intermedio de 256 GB. El terminal de Samsung ofrece dos versiones de 128 GB y 256 GB.

Otro de los aspectos determinantes en móviles de este calibre son sus cámaras; en el caso de Apple se ofrece doble cámara trasera de 12 megapíxeles, manteniendo el sistema del iPhone X aunque con un sensor de mayor tamaño con HDR mejorado; la cámara frontal se queda con 7 megapíxeles. El Galaxy Note 9 también apuesta por un doble sensor de 12 megapíxeles en la parte trasera, mientras que la frontal es de 8 megapíxeles. Ambos terminales presentan complejos procesos de mejora de imagen gracias a sus procesadores.

En términos de autonomía, la batería del iPhone Xs Max es de 3.300 mAh, mientras que la batería del Galaxy Note 9 alcanza los 4. 000 mAh de capacidad. A nivel de seguridad y sensores, el iPhone Xs Max destaca por un nuevo Face ID más seguro, barómetros, griroscopio de tres ejes, acelerómetro, sensor de proximidad y sensor de luz ambiental, mientras que el Galaxy Note 9 ofrece escáner de iris, lector de huellas digitales, acelerómetro de proximidad, brújula, barómetro de ritmo cardíaco y un nuevo S Pen a modo de stylus que permite acciones a distancia.

Por último, no podemos obviar los precios oficiales de cada terminal; así, el iPhone XS Max arrancará en 1.259 euros para la versión de 64 GB, mientras que alcanzará los 1.659 euros para la versión más avanzada; el modelo intermedio de 256 GB se sitúa en 1.429 euros. Por su parte, el Galaxy Note 9 arranca en 1.009 euros para la versión de 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento, mientras que la versión más avanzada con 8 GB de RAM y 512 GB de almacenamiento alcanza los 1.259 euros.

Related posts

Leave a Comment