Instituciones del Gobierno conformarán red de atención integral para Iriona.

Iriona (Colón), 14 de julio. El alcalde de Iriona, Claudio Norales, y el representante de las comunidades garífunas aprovecharon hoy la visita del presidente Juan Orlando Hernández para solicitarle que ayude a la región con la puesta en marcha del proyecto de energía eléctrica, por ser en 2017 uno de los pocos municipios en todo el país que no cuenta aún con ese vital servicio básico.
La respuesta del presidente Hernández no se hizo esperar: mientras se dirigía a los presentes en el acto de inicio de obras del puente sobre el río Sangrelaya contactó vía teléfono al titular de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), Jesús Mejía para establecer una fecha tope de visita por parte de él y otros funcionarios para atender varios problemas planteados por la comunidad.
En la referida conversación telefónica entre Hernández y Mejía se decidió que el martes de la semana entrante, además de Mejía, también visitarán Iriona la ministra de Salud, Delia Rivas; el director del Instituto de Desarrollo Comunitario, Agua y Saneamiento (Idecoas), Mario Pineda; la viceministra de Insep, Ana Julia García; el secretario de Desarrollo e Inclusión Social, Ricardo Cardona, y otros funcionarios del Gobierno.
Comitiva de Gobierno llega el martes
“El martes, señor presidente, vamos a estar en Iriona junto al cuerpo de técnicos de la ENEE, para buscar soluciones al problema energético existente en el municipio”, confirmó Mejía vía telefónica ante los pobladores presentes en el acto.
Iriona, uno de los municipios más grandes del departamento de Colón, es en la actualidad una de las regiones que no cuenta con el servicio de energía eléctrica en la mayoría de sus aldeas y caseríos.
En la actualidad apenas cuenta con un pequeño servicio del fluido eléctrico en el casco histórico, en una distancia de un kilómetro a la redonda, factor que imposibilita el crecimiento de la zona, un lugar donde hay mucha producción de café, algodón, bananos y mariscos.
“No puede pasar del martes esa reunión”, le dijo Hernández a Mejía, quien junto a sus similares de entidades ministeriales y gubernamentales deberá hacer acto de presencia en Iriona para solventar el problema de la energía eléctrica y otros inconvenientes con el sistema de salud, así como la red vial, entre otros.
No se les puede dejar en el olvido
Hernández refirió que “no se puede dejar en el olvido a los olvidados por siempre, y como yo he vivido lo que ustedes están pasando, el próximo martes deben estar todos esos ministros y directores de entidades de Gobierno para buscar soluciones a los problemas”.
Hernández les recalcó que la gente pobre de Iriona y Lempira y otras regiones del país, son tan importantes como cualquier cuidadano que vive en San Pedro Sula y Tegucigalpa y “se merecen la misma atención”.
“Este día debe ser un parteaguas o un antes y un después, porque debemos atender a este pueblo que ha vivido en el olvido”, dijo Hernández para luego solicitar “las disculpas de parte del pueblo hondureño, porque se ha tenido en el olvido a Colón”.
El mandatario refirió que el compromiso con Iriona y sus pobladores “es que vamos a salir adelante, a partir de hoy”.
Soluciones inmediatas
Dentro del pliego de peticiones presentado por Norales y Castillo, durante sus participaciones, se requería la pronta solución a los pagos de salarios para los empleados de Salud en la región, a quienes se les adeudan más de cuatro meses.
Al mismo tiempo, la atención de la red vial, dado el caso que un viaje de Iriona y lugares circunvecinos a Bonito Oriental o Tocoa, no se realiza en menos de cuatro horas en autobús, por el pésimo estado de la carretera y pese a que la distancia es apenas de 89 kilómetros.
También se solicitó la construcción de algunas canchas deportivas, así como la puesta en marcha de programas como Crédito Solidario y el Programa Presidencial de Becas.
Apenas el 30 de mayo pasado, una comitiva de las regiones garífunas de Iriona y otras comunidades se habían reunido con Hernández en Casa Presidencial y varios miembros de su Gabinete, para exponer el pliego de solicitudes y necesidades urgentes de toda la zona.
Entre los requerimientos estaba la puesta en marcha de los trabajos de construcción del puente sobre el rio Sangrelaya, que esperaban desde hace más de 20 años, una de las peticiones que ha sido cumplida a cabalidad, por cuanto las labores en la estructura marchan a paso acelerado a partir de hoy.
Iriona es uno de los municipios más extensos del departamento de Colón, cuenta con una población superior a las 21,000 personas y una extensión territorial mayor a los 4,200 kilómetros cuadrados.

Autor entrada: tnhgorvy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *