Instalan paneles solares en aldea Las Hortensias, de Yamaranguila

Yamaranguila (Intibucá). El proyecto de instalación de paneles solares del Programa de Energía Renovable para el Desarrollo Rural Sostenible (Pro-Energía Rural) lleva un avance del 80 por ciento en seis departamentos del occidente de Honduras y hoy dio un paso más con la entrega de este beneficio en Las Hortensias, municipio de Yamaranguila (Intibucá).

A la fecha son más de 21.000 familias de los departamentos de Ocotepeque, Copán, Lempira, Intibucá, Santa Bárbara y La Paz las beneficiadas con el proyecto de energía limpia.

El plan es impulsado por el Gobierno del presidente de la República, Juan Orlando Hernández, con el fin de reducir el daño ambiental y generar el ahorro en la economía de las familias de las zonas rurales del país.

La primera dama, Ana García de Hernández, en representación del mandatario hondureño, asistió hoy a la entrega de los equipos de generación de energía limpia, que benefician a más de 100 familias de la comunidad de Las Hortensias.

Cada una de las familias recibió un kit que consta de un inversor de 500 watts de voltaje, una batería, cuatro lámparas y un tomacorriente.

“Solo en el departamento de Intibucá se han instalado paneles solares en más de cinco mil viviendas, las que antes se iluminaban con leña (ocote), pero ahora tienen focos en el exterior e interior, sin gastos adicionales más que el mantenimiento del proyecto a través de la Caja Rural”, expresó la Primera Dama.

La iniciativa también incluye la instalación de paneles solares en escuelas y centros de salud pública, donde se instalan inversores de 1.000 watts, cinco lámparas, 16 baterías y cinco tomacorrientes o más, según el tamaño de la infraestructura educativa.

El proyecto en la actualidad se ejecuta en 1.075 aldeas de 109 municipios del occidente del país. Se prevé que esté finalizado en un 100 por ciento en los primeros meses de 2019, creando mejores condiciones en la atención de los servicios de salud y educación, y a la vez cuidando el medio ambiente.

Entre los beneficios que reciben las familias destaca el alto impacto en la economía familiar, ya que se genera el ahorro en el consumo de leña, así como del gas para los candiles y la compra de candelas para iluminar sus casas por las noches.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *