Iniesta llamó para disculparse ante los jugadores del Real Madrid

No fue un gesto cualquiera y eran consciente de ello desde el mismo momento en el que se tomó la decisión de dar la espalda a la gala de la FIFA, al fútbol y, en especial, a los compañeros que allí iban a estar. Los jugadores del Barcelona echaron un pulso del que para muchos han salido perdedores. Tal era la magnitud de la decisión, que el propio Iniesta llamó a sus muchos días rivales pero compañeros al fin y al cabo que visten de blanco, para disculparse ante tamaña desconsideración.

El capitán del Barcelona hizo ver a los jugadores del Real Madrid que la historia no tenía nada que ver con ellos, que todo se debía a diferencias con sus propios dirigentes y con un malestar que viene de atrás. Lo cierto es que con disculpa o no, el gesto no sentó bien en el Real Madrid.. Disculpa que también hizo llegar el presidente azulgrana.

Dirigentes y jugadores de la entidad madridsita se consideraron traicionados. La relación entre los internacionales españoles va a continuar tal cual y de hecho Sergio Ramos fue el menos crítico con lo hecho por Messi, Suárez, Iniesta y Piqué. No así Modric o el propio Cristiano Ronaldo, que tiró de ironía. Tienen pendiente una conversación cuando vuelvan a verse las caras en dos meses con la selección, pero fue un gesto feo y que en muchos sectores del fútbol han sido considerado de muy mal gusto.

En cuanto a los dirigentes, la relación Real Madrid-Barcelona es prácticamente inexistente. Nula. Mantienen lo mínimo por aquello del qué dirán, pero no hay un diálogo fluido ni mucho menos. Valoraron el detalle de que ellos se personaran en Zúrich, pero no ha gustado la ausencia de los jugadores. Ha sido considerada como un gesto de falta de autoridad, pero recuerdan episodios pasados y aunque la ausencia de Ronaldo en su día fue por un claro enfrentamiento con Blatter o la de Mourinho por su manera de ser, creen que es una fiesta de la que deben participar todos, premiados y finalistas.

En la entidad blanca como tal no ha gustado el gesto, pero peor ha sentado en el vestuario. Ni Dani Alves entendió el gesto de sus compañeros y menos aún el motivo de la presencia del partido del miércoles. “Me dejaron solo ante tanto madridista”, comentó para añadir “tenían que haber venido”. Algo que piensa Alves y todo el mundo del fútbol.

Autor entrada: tnhgorvy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *