Informe revela que por día dos niñas, de 10 y 11 años, dan a luz en México.

Cada día en México nacen dos niños cuyas madres tienen entre 10 y 11 años de edad, según un informe publicado por el Grupo de Información en Reproducción Elegida (Gire), que apunta que en el país latinoamericano no hay condiciones para que las mujeres elijan sobre su vida reproductiva.

El Gire, organización que lucha por los derechos reproductivos de las mujeres, recoge en su informe datos y cifras sobre puntos como el embarazo adolescentepenalización del aborto, violencia obstétrica y muerte materna en México.

Según este documento, las mujeres mexicanas se encuentran en una situación de desprotección en la que no pueden decidir sobre su vida reproductiva, “afectadas por un contexto grave de violencia sexual que el Estado sigue fallando en remediar”.

En 2016 un 11,6 % de las mujeres adolescentes de México que estuvieron embarazadasfueron víctimas de violencia sexual y en 2017 uno de cada seis nacimientos fue de jóvenes en este rango de edad.

Además, la tasa de fecundidad adolescente en México es la más alta entre los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), y se sitúa en un 7,6 %.

“El embarazo durante esta etapa constituye una cuestión de salud pública y derechos humanos que se asocia con riesgos en materia de salud (…) puede obstaculizar el desarrollo psicosocial, repercutir negativamente en oportunidades educativas y laborales, y contribuir a perpetuar ciclos de pobreza y mala salud”, matiza el Gire.

Por otra parte, el documento informa que el aborto inseguro es la cuarta causa de muerte de madres mexicanas y que quien lo realice fuera de las causas que se contemplan en la legislación pude ser condenado hasta a seis años de prisión.

Dentro México, solamente la Ciudad de México permite el aborto por voluntad de la mujerhasta las 12 semanas de gestación, mientras que en el resto del país y dependiendo del estado, solamente se puede abortar en casos de violaciónriesgo de vida o razones socioeconómicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *