Hospital Mario Catarino Rivas de SPS cuenta con nueva y moderna Sala de Pediatría

San Pedro Sula, 17 de mayo. Jenny Rodríguez, con su pequeña Dulce Saraí Ochoa, de apenas 17 meses, en brazos, dijo estar feliz porque hoy el presidente Juan Orlando Hernández inauguró una moderna Sala de Pediatría construida a un costo de más de 39 millones de lempiras en el hospital Mario Catarino Rivas de San Pedro Sula.

“Nos sentimos felices porque vemos una sala moderna y que tenemos la dicha de ver que la están inaugurando”, agregó Jenny, quien vino de la comunidad de San Manuel, Cortés, en busca de atención médica.

Expresó que espera que sea una sala que cuente con medicamentos, con buenos médicos y una excelente atención “porque es lo que estamos esperando los hondureños”.

“Venimos a este hospital público para ser bien atendidos”, aseguró, y añadió que “queremos mayor comodidad y que nuestros hijos sean bien atendidos”.

“Estoy muy agradecida con el presidente Hernández al ver que los impuestos de los hondureños están dando sus frutos”, finalizó doña Jenny.

Don Joaquín Osorio, acompañado de su pequeño Eliseo, que se recupera de una herida en la mano derecha, añadió que “las instalaciones están bonitas y modernas”.

Esta sala – prosiguió- beneficiará a muchos niños que están enfermos y necesitan más espacio.

“La atención será más higiénica y moderna. Estoy satisfecho. Gracias, señor presidente”, concluyó.

Habrá mejor atención

Erika Suyapa Escobar, licenciada en Enfermería, quien labora en el hospital sampedrano, expresó que “es una gran alegría ver esta sala inaugurada, porque yo trabajé aquí por tres años en esta sala y la verdad es que se podía ver cuánta deficiencia había y cuánta necesidad había y en este momento ver una sala  moderna, equipo y personal nuevo es extraordinario”.

Escobar consideró que “con esta nueva sala mejorará la atención, la infraestructura”.

“El mobiliario nuevo que hay viene a ser mucho mejor para los niños que van a ser atendidos”, dijo, y refirió que “diariamente se atienden más de 80 niños.” “Le agradecemos al presidente Hernández por toda la colaboración y el trabajo arduo que ha hecho en los hospitales y principalmente aquí en el Mario Catarino Rivas”, acotó.

La también profesional de la Enfermería, Maribel Martínez, dijo que “estamos muy contentos con la nueva estructura que tenemos, ya que la cantidad de pacientes que viene a nuestro hospital es muy grande, especialmente niños”.

Aseguró que la atención será de mejor calidad, mejor atención a los pacientes, porque es un área más organizada.

Martínez consideró que “va a ser de beneficio para todo el pueblo hondureño y en particular para los de la zona noroccidental del país”.

Justicia social

En su intervención, el presidente Hernández dijo que con la inauguración de este tipo de obras, como la Sala de Pediatría, se hace justicia social para los que más lo necesitan, “nuestros niños”.

“Es hermoso volver a este hospital y ver una sala como esta, porque nuestro deber es ver a todos los seres humanos con amor e igual a nosotros”, señaló.

El titular del Ejecutivo advirtió que “debemos mejorar el esquema de asistencia en los hospitales, porque nuestro pueblo se lo merece y porque los servicios de salud son para resguardar la vida de millones de hondureños”.

Aseguró el mandatario que “esto apenas comienza y representa un arduo trabajo en favor de los más pobres”.

Esta es una obra –continuó diciendo- que representa el compromiso de este Gobierno por mejorar sustancialmente la asistencia y los niveles de abastecimiento de medicamentos en todos los hospitales.

Hernández resaltó que “hemos bajado dramáticamente los costos por compra de medicamentos; lo que antes se compraba por 11 lempiras para pagar una jeringa, en este lo hicimos por 29 centavos”.

Asimismo –agregó- “triplicamos el presupuesto para la compra de medicamentos, porque nuestro pueblo se lo merece y tiene derecho a ello”.

El corte de la cinta de inauguración de la Sala de Pediatría estuvo a cargo del presidente Hernández; la ministra de Salud, Delia Rivas; Susana Prieto, representante de la Fundación de Apoyo al Hospital Mario Catarino Rivas, y Ledy Brizzio, directora del centro asistencial.

Una moderna obra

Con esta Sala de Pediatría se beneficia a casi dos millones de menores de 18 años de la zona noroccidental del país, con un promedio de atenciones de alrededor de 36,000 pacientes anuales.

La sala se construyó en un área que mide 1,300 metros cuadrados y consta de dos niveles.

En el primer nivel se ubican dos áreas de choque, dos salas de vestidores para hombres y mujeres, rayos x, ortopedia, sala de cirugía, sala de observación, admisión, consultorios médicos, rehabilitación, terapia respiratoria, área de lavandería y estacionamiento para ambulancias.

El segundo nivel consta de una unidad de cuidados intensivos e intermedios, sala de usos múltiples y una oficina para el personal médico y de enfermería.

Además, cuenta con dos ascensores y una rampla para el traslado de los pacientes.

Los fondos para la construcción de la obra fueron otorgados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *