FIDA aprueba financiamiento por dos años más para Emprendesur

Gracias (Lempira), 6 de marzo. La extensión del Programa de Financiamiento de Emprendesur por parte del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) fue anunciada hoy por Glayson Ferrari, gerente de país de ese organismo internacional para Honduras y El Salvador, en un acto realizado en la ciudad de Gracias (Lempira).

El funcionario internacional, que participó en el acto de socialización del Proyecto de Competitividad y Desarrollo Sostenible del Corredor Fronterizo Sur-Occidental (Pro-Lenca), afirmó que se ha iniciado el diseño de otro programa de apoyo y que se buscará la aprobación de FIDA antes de finalizar el año.

Ferrari indicó que “es un honor muy grande lanzar el proyecto Pro-Lenca”, como parte del FIDA, agencia de las Naciones Unidas que concede financiamiento al área rural.

Se busca atender a la población más vulnerable y con especial atención a las mujeres, a los jóvenes y a la población que forma parte de FIDA.
Ferrari recordó que el FIDA se estableció en Honduras desde hace más de 30 años, pero desde 2012 se inició un proceso de descentralización con una oficina en Guatemala, y desde el mes anterior ahora se cuenta de nuevo con un representante para este país.

Además de proyecto, plan de trabajo

Apuntó que ya no solo se busca tener un proyecto, sino contar con un plan de trabajo que permita que por medio de las donaciones, los fondos o políticas públicas, así como los recursos de FIDA, se pueda formar o capacitar a la juventud rural.

El FIDA, indicó Ferrari, se está dedicando a atender a la juventud rural y a Honduras para que avance con este segmento de la población en diferentes formas.

“Pro-Lenca sólo es un proyecto; es la oportunidad de transformación para la gente del campo que está esperando vivir mejor”, y no es un concepto aislado de una agenda de concesión de un gran país, sino que está alineado con los grandes proyectos que buscan sacarlo adelante, agregó.

Expresó que la región vive desafíos tremendos en la parte ambiental, por ejemplo, y parte del Corredor Seco está en ese entorno, y dijo que hay una juventud que cuenta con “importantes desafíos”.

Refirió que, ante los procesos de migración que se han dado, representa un gran reto el regreso de gran cantidad de hondureños al país.

Ferrari indicó que la alianza del FIDA con sociedad civil, políticas públicas y el importante concurso de la empresa privada, puede presentar un importante avance para el país.

“Trabajemos juntos, para que el proyecto sea exitoso en todos los aspectos, porque implica apoyar al país en factores tan importantes como el cambio climático”, dijo para luego afirmar que trabajando a la par con el Fondo, que aporta recursos en el área, se pueden lograr muchos objetivos.

Explicó que si bien entre los objetivos está vencer la inseguridad alimentaria, también se busca que la población se vuelva competitiva por medio del comercio de sus productos.

Las buenas noticias

Ferrari refirió que entre las buenas noticias para Honduras se cuenta con la extensión del plazo del Programa Rural Sostenible para la Región Sur (EmprendeSur), por lo menos dos años más, y se inicia el próximo 30 de marzo.

“Hemos garantizado la existencia de recursos para dos años más de Emprendesur y es un Programa que realmente hace la diferencia en su región”, dijo el representante del FIDA.

Asimismo, confirmó que la semana que viene se inicia el diseño de otro programa para Honduras, en trabajo conjunto con las secretarías de Agricultura y Ganadería y de Finanzas.

Ese nuevo diseño implica también trabajar con el enfoque en jóvenes rurales, iniciando en los próximos días la discusión y el diálogo a nivel nacional, con la meta de tener aprobado ese proyecto este año por parte del FIDA.

“Esperamos que este trabajo apoye los objetivos de país que tienen con la juventud y cuenten con nosotros para buscar el éxito de los jóvenes rurales”, cerró diciendo Ferrari.

El contexto

Para el proyecto Pro-Lenca el FIDA aprobó 20.5 millones de dólares, del total de 27.8 millones de inversión total.

Con el aporte del FIDA, el Gobierno de la República, Global Environment Facility, así como la población beneficiaria, se busca reducir la pobreza mejorando los ingresos y las oportunidades de empleo en regiones donde resulta difícil mejorar la seguridad alimentaria.

Los beneficiarios de 36 municipios de los departamentos de Intibucá, La Paz y lempira, así como de 11 municipios de Atlántida, Cortés y Santa Bárbara, igual deberán mejorar sus capacidades humanas y organizativas locales para mejorar la seguridad alimentaria nutricional, así como los sistemas agroecológicos y la resistencia al cambio climático, entre otros aspectos.

Related posts

Leave a Comment