Federer va contra Chung el viernes en Australia

La segunda semifinal del Abierto de Australia deparará un duelo generacional entre el suizo Roger Federer y el surcoreano Hyeon Chung, victoriosos ambos este miércoles en la jornada que clausuró la ronda de cuartos de final.

Quince años les separan. Treinta y seis cuenta el helvético, cinco veces campeón del certamen, y en veintiuno se queda Chung, quien el pasado curso proclamó su prometedor futuro con su triunfo en el Masters de la Nueva Generación disputado en Milán (Italia).

Su brillante actuación en Melbourne Park no ha pasado desapercibida para nadie. Tampoco para su próximo rival. Federer sorprendió este miércoles a pie de pista con un discurso laudatorio.

“Me recuerda mucho a Novak Djokovic”, se arrancó.

El defensor del título reparó después en las bondades del juego de Hyeon Chung, el jugador con peor ránking -es el número 58 del mundo- que se cuela en las semifinales del ‘major’ australiano desde el 2004. Entonces el ruso Marat Safin ocupaba el puesto 86.

“Sus movimientos son realmente impresionantes”, prosiguió.

Federer, quien comparece como segundo cabeza de serie, sabe que su próximo oponente “no tiene nada que perder”. Ese mismo mensaje, según reconoció, es el que se enviará a sí mismo. Ya es segura, no obstante, su salida de Melbourne Park como número dos del mundo tras haber firmado su decimocuarta semifinal en Australia.

Su trayectoria, además, es intachable. Apeó al esloveno Aljaz Bedene, al alemán Jan-Lennard Struff, al francés Richard Gasquet y al húngaro Marton Fucsovics sin ceder un set. Imbatido se mantuvo este miércoles ante el checo Tomas Berdych, al que sometió por 7-6 (1), 6-3 y 6-4, en dos horas y quince minutos.

Una victoria más motivaría su reaparición en la final del Abierto de Australia. Ganó en 2004, 2006, 2007, 2010 y 2017. Un nuevo éxito le reportaría su vigésimo título de Grand Slam.

Lejos de esas cifras está Hyeon Chung, el primer surcoreano que consigue instalarse en las semifinales de un ‘grande’.

En esa ronda está también Kyle Edmund. Número 49 del ránking, el británico pujará este jueves con el croata Marin Cilic, sexto cabeza de serie, por un puesto en la final.

El único partido precedente entre ambos, en el Masters 1000 de Shanghái de 2017, cayó del lado del croata. Él es el favorito, al haber ganado la final del Abierto de los Estados Unidos en 2014.

También compitió por el título el pasado año en Wimbledon, aunque entonces cedió ante Roger Federer.

Kyle Edmund, en cambio, suspira por su primera final de un Grand Slam. Sería el tercer británico que alcanza la última ronda en Australia en la Era Open y el octavo en la historia tras Alfred Beamish (1912), Gordon Lowe (1915), Algernon Kingscote (1919), John Colin Gregory (1929), Fred Perry (1934 y 1935), John Lloyd (1977) y Andy Murray (2010, 2011, 2013, 2015 y 2016).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *