Salud

¡Entérate! Cómo la cafeína afecta a tu salud

 

La cafeína puede afectar a tu salud de muchas formas negativas, pero con un uso moderado puede afectar de forma positiva. Si no estás embarazada y no abusas de tus tazas de café no tiene que ser nada malo ni tienes que renunciar a él. Son muchas las personas que consumen cafeína cada día. Es el estimulante del sistema nervioso central más utilizado del mundo. La mayoría de esas personas obtienen cafeína a través del café, pero también en chocolate, té, refrescos e incluso analgésicos.

La cafeína te hace sentir más alerta mentalmente, pero también, cuando se abusa, te hará sentir ansiedad y nervios. Hay personas que son más sensibles a los efectos de la cafeína que otras, y dependerá de cómo te afecte a ti el que consumas más o menos, o que no consumas en absoluto.

La cafeína puede tener beneficios y riesgo. Para la mayoría de adultos sanos, una dosis diaria de 400 miligramos no tendrá efectos negativos para la salud. Esto serían 4 tazas pequeñas de café. Pero, ¿qué beneficios y qué riesgos tiene para tu salud?

Beneficios de la cafeína
Mejora tu rendimiento físico: La cafeína es un refuerzo de rendimiento reconocido. Alivia el dolor y la fatiga en el entrenamiento y también ayuda a los músculos a quemar grasas como fuente de energía. Tanto si tienes que hacer deporte o si simplemente lo que necesitas es mejorar tu rendimiento físico por algún motivo concreto, no te prives de tu dosis de cafeína diaria.

Tu cerebro reacciona antes: Una dosis de hasta 300 miligramos te ayudarán a mejorar la atención, el tiempo de reacción y el estado de alerta. Aunque hay que destacar que no está claro si la cafeína es una gran ayuda para las tareas mentales de alto nivel. Su impacto en la resolución de problemas y la toma de decisiones, aún están en debate.

Control del dolor o activarlo: La cafeína ayuda a aliviar la migraña y los dolores de cabeza por hipertensión mediante la constricción de los vasos sanguíneos inflamados en el cerebro. Es por eso que algunos analgésicos recetados y de venta libre tienen cafeína en sus ingredientes.

Pero si utilizas en exceso los analgésicos con cafeína, puedes tener dolores de cabeza de rebote al suspender el medicamento. Sin esos medicamentos, los vasos sanguíneos se expanden nuevamente, lo que lleva al dolor.

 

Riesgos para la salud
Riesgo para el corazón: Para algunas personas tomar cafeína puede poner en riesgo su corazón. La cafeína no está recomendaba para personas que tienen problemas del corazón, que tienen una frecuencia cardíaca rápida o anormal. La cafeína puede afectarte más o menos dependiendo de cómo sea tu salud.

Los jóvenes pueden ser más vulnerables a estos efectos, especialmente cuando consumen grandes cantidades de cafeína. Informes de medios de adolescentes cuyos corazones se detuvieron repentinamente después de consumir populares bebidas energéticas con alto contenido de cafeína han planteado serias preguntas de seguridad. Estas bebidas nunca deberían ser consumidas por niños o adolescentes, es peligroso.

Problemas intestinales: Aunque la cafeína no causa úlceras, no debes tomar si tienes una. Esto se debe a que la sacudida provoca la producción de ácido estomacal, lo que a su vez puede agravar las úlceras, las llagas abiertas que a veces se desarrollan en el revestimiento del estómago, el esófago o el intestino delgado.

La cafeína por sí sola no causa reflujo gastroesofágico, pero si tienes acidez es mejor que no consumas cafeína o se empeorarán los síntomas.

 

Puede aumentar el azúcar en la sangre: Si tienes diabetes es mejor que evites la cafeína porque puede aumentar los niveles de azúcar en la sangre. También afecta a la insulina, frustrando los esfuerzos por mantener la diabetes bajo control.

Atraviesa la placenta: Si estás embarazada deberás evitar la cafeína porque puede atravesar la placenta afectando el movimiento de tu bebé y los patrones de sueño. Algunos estudios relacionan la cafeína con el aborto espontáneo, mientras que otros no. Sin embargo, el consumo moderado de cafeína (menos de 200 miligramos por día) no parece ser un factor importante que contribuye al aborto espontáneo o el parto prematuro.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *