Empresarios mexicanos invertirán más de 470 millones de lempiras en agronegocios, agroindustria y maquila textil

Hace unas semanas, empresarios de Jalisco, México, llegaron a Honduras con la intención de ver las posibilidades de invertir sus capitales en distintos campos de negocios. Y lo que vieron en el país contrastó con lo que habían escuchado antes. Eso los convenció para hacer inversiones.

La seguridad jurídica, las excelentes calificaciones de riesgo país, y, sobre todo, el hecho de que estos empresarios mexicanos corroboraran que la Honduras de la que se habla en el exterior es muy diferente a la que se encuentran cuando visitan el país, fueron factores fundamentales para que se decidieran a invertir más de 470 millones de lempiras en los próximos meses.

Así lo confirma Peter Fleming, director del Programa Honduras 20/20, luego de participar en varias reuniones con los inversionistas.

Fleming revela que la llegada de este grupo de inversionistas se programó luego de la visita que el  presidente Juan Orlando Hernández hiciera el año pasado.

“Ellos escucharon atentamente al presidente Hernández y les encantó la propuesta”, dice Fleming.

Las inversiones serán –dice-, en los sectores de agronegocios, agroindustria, manufactura textil, entre otros.

Ese plan de inversiones buscará aprovechar los mercados selectivos y específicos, aunque igual se tienen muchas expectativas cifradas en el tema de vivienda.

Incluso Miguel Ángel Landeros, uno de los representantes de los empresarios mexicanos, calculó que las inversiones a corto plazo pueden ser superiores a los 20 millones de dólares, más de 470 millones de lempiras.

“Esta es una nueva muestra del potencial de Honduras y de cómo nos ven ahora internacionalmente”, dice Fleming.

Para Fleming, la rueda de negocios realizada con México puede seguir dando frutos, mientras aún está pendiente una jornada con Uruguay, tras una visita que realizaran emisarios de ese país a Honduras, el año pasado.

Sin embargo, el ejecutivo igual considera que Honduras debe seguir promocionando las garantías que se ofrecen para los inversionistas, sin dejar de lado el interés que tienen los empresarios hondureños por ampliar sus mercados.

Incluso, puso como ejemplo las intenciones de algunos empresarios de crear una manufactura de productos médicos en San Pedro Sula.

Clima de inversiones favorable

A finales de 2016, el Grupo Gildan anunció que iba a ampliar sus inversiones en el país, mientras que apenas el 30 de abril pasado, se inauguró en Honduras la primera Planta Generadora de Energía Geotérmica, con una inversión superior a los 3,000 millones de lempiras; dos ejemplos que reflejan el clima de inversiones que se vive.

“En Honduras tenemos mucho potencial, y hoy los astros se está alineando y eso dice mucho de lo que somos como país en materia de clima propicio para las inversiones y el crecimiento económico”, dijo en su momento el presidente Hernández cuando se inauguraba la Planta Geotérmica en La Unión, Copán.

Fleming por su parte comentó que “a los inversionistas se les da la seguridad y la efectividad que las inversiones estarán seguras”, razón por la cual “el marco de seguridad jurídica es fundamental y va aparejado, para el caso, con el crecimiento del Producto Interno Bruto en años anteriores”.

La seguridad es fundamental

En la visita de los inversionistas mexicanos a San Pedro Sula, confió Fleming que se les expuso sobre los avances que ha tenido Honduras en materia de seguridad en los últimos cuatro años, incluso remarcándoles que cuando se habla de esta nación “ahora se habla de un milagro hondureño al mejorar enormemente la percepción de violencia que existió en el pasado”.

A inicios de 2014, según El Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma, en Honduras se contaba con la escalofriante cifra de casi 90 muertes por cada cien mil habitantes.

Hoy, ese mismo organismo en abril de 2018 confió que esa cantidad estaba en 42 muertes por cada cien mil habitantes, con tendencia a seguir bajando y eso representa una rebaja de más del 50 por ciento en los índices de violencia.

“Nos ha costado mucho, no es suficiente, pero aspiramos a que esto llegue a los niveles de los países que tienen menos de 11 muertes por cada cien mil habitantes”, señala el mandatario hondureño.

Y eso solo lo vamos a conseguir no solo con represión del delito, programas de prevención y generación de oportunidades, de empleo, buscando inversiones y manteniendo la casa en orden en el plano económico -agrega.

Se percibe el clima de seguridad

Apenas el 16 de marzo pasado, el cantante internacional Carlos Vives visitó San Pedro Sula y comprobó mediante un paseo en bicicleta, que en Honduras el clima de inseguridad ha mejorado de manera notable en los últimos años.

Algo parecido hicieron los mexicanos según Fleming porque “ellos pudieron comprobar, en transporte público que es muy diferente lo que se dice de Honduras afuera, en relación a lo que se vive adentro”.

Y la prueba más fehaciente de lo anterior es que tanto San Pedro Sula como Tegucigalpa, ya no forman parte del ranking de las 25 ciudades más peligrosas del planeta.

Sin embargo, parte de esa buena perspectiva que se tiene de Honduras en el exterior también tiene mucho que ver con el plan de generación de empleo que se tiene para los próximos cinco años con el Programa Honduras 20/20, que ya inició con buen suceso y apunta a conseguir sus objetivos en los plazos establecidos.

De ese modo, Fleming reafirmó que Honduras “con el tema de la vivienda social ha tenido un gran repunte económico” y sin dejar de mencionar la agroindustria y los agronegocios.

Las calificaciones son importantes

Para Fleming, la meta de generar 600 mil nuevos empleos en los próximos cinco años sigue siendo una objetivo de país, pero a todo lo anterior, se debe agregar que “las últimas calificaciones de riesgo país recibidas por Honduras son más que importantes.

Para que un inversionista se decida a poner su capital en determinado lugar, lo primero que investiga es precisamente eso, las calificaciones de riesgo país –remarcó Fleming.

En 2017, Honduras fue el único país que mejoró sus calificaciones de riesgo país elaboradas por Standard And Poor´s (S&P) y de Moody´s Investors Service. De ese modo, S&P elevó a Honduras a la nota de B+ con perspectiva positiva a BB- con perspectiva estable.

Sin embargo el punto más atractivo de las calificaciones resalta que las evaluaciones de Honduras fueron históricas, porque era la primera vez que se alcanzaban y máxime cuando se lograron apenas en un periodo de 12 meses.

Related posts

Leave a Comment