Mundo

El terremoto de este martes en Japón fue una réplica del potente sismo de 2011

Científicos japoneses dicen que el terremoto de magnitud 6,9 que azotó las prefecturas de Fukushima y Miyagi la mañana de este martes fue una réplica del potente sismo que asoló la misma zona en 2011.

Aquel dejó un saldo de 18.000 muertos y desaparecidos, y miles de desplazados, además de generar un tsunami que causó una fusión nuclear en la central de Fukushima.

Del la mañana de este martes (local) apenas se han reportado daños menores y olas de poco más de un metro.

Pero entonces, ¿puede considerarse una réplica después de tantos años? ¿Por qué? ¿Y cuán comunes son las réplicas tan tardías?

¿Por qué fue una réplica?

Martha Savage, una profesora de geofísica de la Universidad de Victoria en Wellington, Nueva Zelanda, que actualmente trabaja en Japón, le explica a la BBC que una réplica es cualquier temblor menor que sigue a un gran terremoto y que se da en la misma zona que aquél.

“Y no es particularmente inusual que tengan lugar años después”, dice.

Olas tras el terremoto de este martes en Japón.Image copyrightAP
Image captionTras el terremoto la Agencia Meteorológica de Japón (JMA) emitió una alerta de tsunami.

La experta reconoce que el de este martes ha durado “bastante para ser una réplica”.

Pero recuerda que sigue a un sismo de magnitud 9 -el de 2011 fue uno de los más potentes jamás registrados- y, por lo tanto, el de este martes ha sido dos puntos menor.

¿Por qué ocurrió?

En 2011 la placa del pacífico se deslizó 50 metros bajo la placa continental y en algunos puntos el lecho marino se elevó hasta 30 metros, lo que provocó un tsunami.

Desde entonces las placas han ido acumulando tensión. Y fue eso lo que se liberó este martes, le explica a la BBC Aiming Lin, catedrático del departamento de geofísica de la Universidad de Kioto, Japón.

Y a pesar de que hayan pasado cinco años desde el mortal terremoto, en el área sigue habiendo suficiente actividad sísmica como para que ocurra al año un sismo de magnitud 7, señala en diario Japan Times.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *