El papa critica a los presuntuosos, “incapaces de recibir perdón”.

Ciudad del Vaticano, 3 ene.- El papa Francisco criticó hoy a las personas que son presuntuosas e incapaces de recibir perdón, y afirmó que sólo quien reconoce con humildad sus errores “recibe la comprensión y el perdón de los demás”.

“¿Qué puede dar el Señor a aquellos que ya tienen el corazón lleno de sí mismos, de su propio éxito? Nada, porque el presuntuoso es incapaz de recibir perdón, lleno como está de su presunta justicia”, criticó Jorge Bergoglio, en su primera audiencia general del 2018.

Filipinas suspende a una empresa de EEUU por un incendio con 38 muertos

En el Aula Pablo VI del Vaticano, Francisco aseguró que sólo “quien es consciente de sus propias miserias y baja los ojos con humildad, siente la misericordiosa mirada de Dios”.

“Sabemos por experiencia que sólo quien sabe reconocer sus errores y disculparse recibe la comprensión y el perdón de los demás”, añadió.

También lamentó que en ocasiones las personas se sientan bien consigo mismas cuando consideran que no han “hecho mal a nadie” y reflexionó que “en realidad no basta con no hacerle mal al prójimo”, sino que “hay que elegir hacer el bien” en todo momento.

Finalmente, valoró que es necesario “admitir la culpa” con sinceridad en lugar de señalar “con el dedo a los demás”, por “temor o vergüenza”.

El papa Francisco insta a dejar atrás consumismo y charlas vacías en 2018

 

El papa Francisco aconsejó el lunes abandonar el “bagaje inútil” de la vida en 2018, incluso lo que él llamó “conversaciones vacías” y la “banalidad del consumismo”, a fin de enfocarse en la construcción de un mundo pacífico y acogedor, particularmente para los refugiados y los inmigrantes.

El pontífice ofreció sus reflexiones sobre cómo saborear el verdadero significado de la vida durante la misa de Año Nuevo que ofició en la Basílica de San Pedro y luego saludó a unas 40.000 personas en la adyacente Plaza de San Pedro.

Su consejo para llegar a lo esencial incluye guardar un momento diario de silencio para estar con Dios. Hacer esto, agregó, ayudaría a “evitar que nuestra libertad se vea corroída por la banalidad del consumismo, el estruendo de los comerciales, el torrente de las palabras vacías y las olas abrumadoras de conversaciones vacías y los gritos fuertes”, apuntó Francisco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *