Sin-título-100

Sin-título-100

Sin-título-100

Sin-título-100
Deportes

El día que Argentina y Uruguay tocaron a los costados y dejaron afuera a Colombia.

La situación que se dio en el encuentro entre Perú y la Tricolor trae a la memoria lo que pasó camino al Mundial 2002.

Tras un vibrante duelo en el Estadio Nacional de Lima, Perú y Colombia firmaron un empate 1-1 que, gracias a los demás resultados de la infartante última fecha de la Eliminatoria Sudamericana, benefició a los dos conjuntos. El equipo de Pekerman clasificó directo al Mundial Rusia 2018. El de Gareca, al repechaje.

El resultado y los últimos minutos del encuentro en la capital peruana no escaparon a la polémica por un posible acuerdo entre las dos Selecciones. Incluso circulan imágenes de Falcao hablando con sus rivales de turno alimentando las sospechas.

Pero no es la primera vez que en la Eliminatoria pasan este tipo de eventos. De hecho, la Tricolor fue víctima de una situación muy similar entre Argentina y Uruguay, que benefició al conjunto charrúa y dejó a Colombia afuera del Mundial Corea-Japón 2002.

El encuentro se disputó el 14 de noviembre de 2001 en el estadio Centenario de Montevideo. Uruguay no se podía dar el lujo de perder o quedaría por tercera vez consecutiva fuera del Mundial. Los charrúas comenzaron ganando con un tanto de Darío Silva ante la poca resistencia del Mono Burgos. Argentina, ya clasificada, empató por medio del Piojo López. A partir de ahí fue fútbol sin sentido.

Al mismo tiempo, Colombia se jugaba la vida en Asunción. Estaba obligada a ganar y lo hizo con contundencia goleando 4 a 0 a Paraguay. Sin embargo, el pacto de no agresión de los vecinos del Río de La Plata sentenció las ilusiones cafeteras que, con 27 puntos (los mismos de Uruguay), quedaron afuera del Mundial por apenas un gol de diferencia.

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *