El Barça prefirió a Paulinho antes que a Vidal

El chileno, enfadado por ser reserva, fue rechazado el curso pasado en favor del brasileño y ahora se ve superado por Arthur

 

Hace dos veranos, el área deportiva del Barça le ofreció a Valverde la posibilidad de fichar a Arturo Vidal, sabedores de que el futbolista quería un cambio de aires tras años en el Bayern y no les resultaría demasiado costosa su incorporación. El técnico rechazó la idea porque, en consenso con el entonces secretario técnico Robert Fernández y la comisión deportiva, decidieron que era mejor traer a Paulinho, titular con la selección brasileña que generó mil dudas pero que con el paso del tiempo se ganó a la afición por su entrega, disciplina, comportamiento y puntería. Regresado Paulinho a China y renovada el área deportiva azulgrana, el Barça fichó al chileno porque consideró que era el mejor recambio para lo que quería Valverde; un jugador de área a área con llegada y músculo, también predisposición para el ejercicio defensivo. Pero no parece haber cambiado demasiado la opinión del técnico azulgrana en un año, pues apenas cuenta con Vidal, que al contrario de lo que predijo a su llegada, es más protagonista fuera del campo que dentro. Una situación bien peliaguda

Valverde, que atiende a los méritos antes que al DNI, no le dio carrete de inicio como tampoco lo hizo con los otros fichajes del verano. “Cuando uno tiene calidad y se prepara, puede adaptarse a cualquier equipo”, replicó Vidal tras disputar su primer encuentro como titular con el Barça (empate ante el Girona). No surtieron efecto las palabras del medio, que no ganó minutos y sí una ira creciente que ha arrojado con textos y palabras. Resulta que se molestó por ser sustituido frente al Athletic y se enervó cuando fue suplente de Arthur ante el Tottenham porque desde el club le dijeron que estaba para los partidos físicos, de ida y vuelta con la necesidad de poner la pierna. “Arturo sabía a donde venía, como todos los fichajes”, cuentan desde la ciudad deportiva. Aunque desde el entorno del jugador explican que los minutos de Paulinho deberían ser para Vidal porque así se lo sugirieron. Pero por ahora son para Arthur, que cuenta con dos titularidades seguidas expresadas con un fútbol cerebral que permite la posesión del balón.

Disgustos para Vidal, que puso un emoticono de enfado en las redes sociales tras el triunfo ante el Tottenham. “A mí no me ha dicho nada, no me ha dicho que esté enfadado”, ironizó Valverde, que frente al Valencia le mandó calentar y no le sacó. Minutos más tarde, el volante se significó en Instagram con un mensaje para quien le ha traicionado. “Con los Judas no se pelea, ellos se ahorcan solos”, colgó en su cuenta, adornado con unos puños y símbolos del rey, que es como se le apoda: King Arturo. El problema es que en el Barça solo hay un rey y lleva el 10. Pero lejos de aplacar su ambición, Vidal volvió a lamentar su situación a su llegada a Miami con la selección chilena, donde disputará un amistoso frente a Perú. “¿Cómo voy a estar contento si no juego?”, se arrancó; “estoy bien físicamente, muy bien y contento, pero en los últimos partidos he estado un poco molesto. Es así, vamos a seguir luchando, vienen muchos partidos importantes y espero ser titular”.

“Lo digo a la cara”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *