Dile adiós al dolor del nervio ciático

Estás tranquila, trabajando en la oficina, hasta que experimentas un “jalón” en la pierna izquierda… Un dolor que entumece y que, por más que, tratas de estirar tu miembro no parece ceder. ¡Sí, se trata de un dolor del nervio ciático!

El dolor asociado a este nervio generalmente se origina de un lado de la cadera y desciende a lo largo de la pierna, y ocurre cuando las raíces nerviosas se comprimen o dañan a causa del estrechamiento de la columna vertebral o desplazamiento de disco”, describe la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

Si experimentas dolor en glúteos, piernas, pies, además de hormigueo, entonces debes ejecutar estos ejercicios:

Ejercicio # 1

Sobre una superficie plana, acuéstate boca arriba y levanta la pierna dolorida; despacio, dobla tu miembro hasta que tu rodilla quede al nivel de tu hombro. Mantén la postura por 30 segundos, después estira y relaja. Repite 2 veces.

Ejercicio # 2

En la misma postura del anterior movimiento (acostada bocarriba en el suelo), dobla tus rodillas lo más que puedas y sujetarlas con tus manos; posteriormente, cruza las piernas, una debe quedar sobre la otra. La que quede abajo sujetala para que puedas mantener la postura. Estira durante 30 segundos.

Antes de realizar estos ejercicios es esencial que acudas al médico, para que éste se asegure que no hay una lesión que requiera cirugía.

Related posts

Leave a Comment