Denuncia presidente Hernández: “Existen organizaciones no estatales que vulneran, violentan y atropellan los derechos humanos”.

Tegucigalpa, 16 de mayo. El presidente Juan Orlando Hernández dijo hoy que le ha comunicado a la representante del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que en Honduras  “existen organizaciones no estatales que vulneran, violentan y atropellan los derechos humanos de las personas”.

La denuncia fue realizada por el mandatario al suscribir la Declaración para Consolidar a Honduras como un Estado Abierto e instalar la Mesa Interinstitucional por la Transparencia.

Hernández destacó que “solicité la instalación de la Oficina del Alto Comisionado de los Derechos Humanos, la que opera desde el 23 de noviembre de 2016. No siempre coincidimos en todo, pero, sin embargo, el hecho de estar aquí es significativo”.

La denuncia

El mandatario manifestó que “quiero hacer público aquí algo que le he pedido a la representante de la Oficina del Alto Comisionado de los Derecho Humanos, María Soledad Pazo; ya es algo reconocido en otros países del mundo, que han vivido tragedias como la hondureña, que no solamente el Estado atenta contra los derechos fundamentales; también existen organizaciones no estatales que vulneran, violentan y atropellan los derechos humanos de las personas”.

“Y el defensor de los derechos humanos que no vea eso, está sumamente equivocado. Honduras ha sufrido mucho en eso”, subrayó Hernández.

“¿Por qué en otras naciones del mundo se reconoce y aquí no se quiere reconocer la actividad de violencia permanente de maras, pandillas y grupos criminales que antes eran miembros de la Policía Nacional o de las entidades de seguridad del Estado y al salir hicieron su propia banda? No podemos dejar de decir esto”, remarcó el mandatario.

“Esto puede ocurrir en otras naciones, es un derecho fundamental, y tenemos que verlo más allá de las fronteras”,  apuntó.

Comunidad internacional cooperante

El jefe de Estado pidió a los cooperantes que ayuden a comunicar las acciones que realiza el Gobierno en materia de transparencia y rendición de cuentas.

“Cuando esta información va por canales que desinforman eso es lo que queda instalado y de nada sirven los esfuerzos que se hicieron para avanzar en ese apartado”, añadió.

Hernández dijo que le comentó al ministro de Seguridad, Julián Pacheco, que ya días no lo miraba físicamente, aunque sí lo apreció en reuniones en Estados Unidos, donde dialogó junta a los miembros de la Comisión de Depuración con autoridades de ese país, quienes reconocieron el trabajo hecho al interior de la Policía de Honduras.

“Si ellos no salen constantemente a la palestra no se sabría el trabajo en la depuración de la Policía, y ahí es donde tenemos que hacer la diferencia entre la percepción y la realidad; es tan dañina la percepción que cuando se permite que se afiance no se mira ningún atisbo de las cosas buenas, aunque existan; que instala en la conciencia de las naciones de los pueblos aquel sentimiento de que ya no se puede hacer nada y que, por tanto, hay que destruirlo todo para ver si se logra renacer”,  subrayó.

Refirió que el nivel de impunidad por haber dejado crecer los carteles de la droga le llevó a Honduras a sufrir la más grande tragedia en su historia.

“En corto tiempo perdimos una gran cantidad de vidas de seres humanos y la gráfica es clara, casi 90 muertes por cada 100,000 habitantes, pero esos números, por fríos que parezcan, representan rostros humanos. Eso ocurrió a la vista y paciencia de nacionales y extranjeros”, arguyó.

Para finalizar, el jefe de Estado indicó que la tasa de homicidios bajará este año a menos de 42 por cada 100,000 habitantes, probablemente entre 32 y 30.

Related posts

Leave a Comment