De esta manera podrás eliminar la molesta hinchazón abdominal.

La hinchazón abdominal puede tener varias causas, desde estreñimiento y flatulencia hasta el período menstrual y cambios hormonales. Otra causa muy común de la hinchazón es la retención de líquidos: el consumo excesivo de alimentos ricos en sodio y el uso de algunos medicamentos pueden ocasionar ese volumen extra en la región.

Drenaje linfático para disminuir el vientre
Para saber si esta hinchazón no es grasa, sino retención de líquidos, basta con apretar la panza con la punta de los dedos por algunos segundos. Después, es solo soltar y mirar: si la marca de los dedos permanece por 3 segundos aproximadamente, el cuerpo está manteniendo más líquido de lo que debería. Si no aparece, se puede decir que es grasa concentrada en la región abdominal.

La retención de líquido puede desaparecer con la estimulación del sistema linfático, algo que ayuda a la eliminación de toxinas en el organismo. El drenaje linfático puedes hacerlo en tu casa, con movimientos que estimulan la circulación y hacen que los líquidos del cuerpo fluyan de manera más eficiente.

Cómo hacer drenaje en el abdomen
La esteticista Maria Luiza Medeiros recomienda utilizar una crema específica para hacer el drenaje en casa, especialmente aquellas que tienen activos que ayudan a la eliminación de grasa. Tienes que hacer entre 10 a 15 repeticiones de los siguientes movimientos para estimular el sistema linfático y reducir la hinchazón abdominal:

1. Movimientos circulares y lentos en la panza en sentido horario, con la mano abierta, haciendo una leve presión en la piel;
2. Alrededor del ombligo, haz una presión mayor hacia la pelvis, como si estuvieras «llevando» los líquidos hacia el sistema urinario.
3. Con los puños cerrados, haz movimientos continuos de la altura del estómago hasta la pelvis
4. También con las manos cerradas, coloca los puños a la altura de la cintura, en el lateral del tronco, y desliza de forma transversal hasta la pelvis. Siempre haciendo el movimiento despacio y con una ligera presión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *