Deportes

Cristiano rio el último

«Vuelve el ogro», titulábamos en MARCA en el lejano diciembre para resumir el sorteo de octavos de la Champions. El Atlético, que acabó segundo tras empatar en Brujas pese a depender de sí mismo, se tenía que medir a la Juventus. El ogro, lógicamente, era Cristiano Ronaldo, el astro luso que había abandonado el Real Madrid en verano para intentar llevar al conjunto italiano a lo más alto de la Champions tras ganar cuatro de las últimas cinco orejonas siendo el 7 y la gran estrella de los de Chamartín.

La profecía del ogro saltó por los aires, o eso parecía, tras el duelo de la ida. Cristiano no hizo nada durante 90 minutos, más allá de una falta repelida por Oblak. Salió del campo señalado por sus gestos y enseñando una manita recordando su palmarés. Tiró de su habitual altanería para abandonar el Metropolitano retando al duelo de Turín: «ya veremos en la vuelta». Y vaya si lo vimos.

Los primeros, los rojiblancos, que sufrieron un nuevo puñetazo del luso en el mentón. De los que duelen, aunque realmente fueron tres. Los que acabaron con la resistencia rojiblanca y voltearon la eliminatoria. El gran 2-0 de la ida acabó siendo insuficiente. CR7 había cumplido su promesa de las últimas tres semanas.

Y esa promesa no era otra que marcar tres goles el día que había que marcarlos. De hecho, el de este martes es el primer hat-trick en la Juventus de un jugador acostumbrado a coleccionar tripletes en su época madridista. Se guardó el primero para el gran día, la ocasión en la que tenía que justificar su apuesta de dejar los fastos del Bernabéu para marcharse a devolver la gloria continental a la poderosa Juventus.

Nada pudo hacer Juanfran en el primero. Un avión pasó por encima de él para rematar el 1-0 con el que la Juve empezaba a pelear una eliminatoria en la que se metió de lleno con el 2-0 que dio por bueno la tecnología del gol. De penalti, como en la final de Milán, firmó el 3-0 y definitivo. El gol que sirve para eliminar por quinta vez al Atlético del Cholo. ¿Era exagerado lo del ogro? A la vista está que no.

«Fue por eso que la Juve me ha contratado, para intentar ayudar», señaló a Sky Sports cuando le informaron de que la Juve nunca había remontado un 2-0 de la ida fuera en Champions. «Intento hacer mi trabajo y, obviamente, estoy muy feliz. Fue una noche mágica, especial, no solo por los goles. El equipo ha tenido una actitud increíble, esta es la mentalidad de ‘Champions‘. Si seguimos así… No ganamos nada todavía, pero es un motivo de orgullo y estamos en el buen camino. Demostramos que merecimos pasar».

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *