Costa Rica: Empresa privada en alerta por desaceleración de la economía.

A una semana de que el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado Quesada, llegue a los 100 días de su mandato, la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (UCCAEP) alertó sobre el deterioro de la economía como uno de los principales retos.

El gremio remarcó que el problema de las finanzas públicas es uno de los desafíos, pero reclaman que acapare la principal cuota de preocupación de la administración y quede en segundo plano temas como la productividad y desempleo.

Los temas fueron abordados en “A una semana de los 100 días” un foro organizado por la UCCAEP que pretende traer al debate público los otros retos en materia económica.

“Como sector privado, estamos preocupados por la desaceleración económica en la que Costa Rica está inmersa. Cuando inició el anterior gobierno del ex presidente Luis Guillermo Solís, crecíamos a un ritmo del 4%, e incluso un poco más como en 2012 que superó el 5%, sin embargo, la proyección del Banco Central nos indica que si acaso se alcanzará el 3,2%, lo cual junto con los datos que nos brinda el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE), estuvimos a un nivel de 2,84%, en abril de este año, lo que nos marca un camino poco optimista, si no se toman acciones ya”, recalcó Gonzálo Delgado, presidente de la Unión de Cámaras.

Jorge Vargas Cullell, del Estado de la Nación, añadió que “la verdadera agenda, la dura, la complicada no es este tema fiscal, sino todo lo que viene después”, afirmó Vargas Cullell.

El sector empresarial teme qué pasará después de la reforma fiscal y cuáles serán las prioridades del Gobierno luego de atender este problema.

La principal duda es cómo se reactivará la producción si el Gobierno no tiene dinero para inyectarle a la economía, así como cuáles serán los agujeros que dejará el proyecto fiscal.

“Hay cosas que se pueden hacer sin tocar los tiempos legislativos; simplificación de trámites, Setena, Senara, como reactivar el crédito, resolver el tema de informalidad, flexibilización de horas de la jornada laboral, reducción de costos para el inicio de microempresas”, afirmó el economista Luis Mesalles, quien participó en el conversatorio de cierre.

El líder gremial reclamó además lo que tildó de “irresponsabilidad fiscal de la administración Solís” de dejar un hueco al olvidar presupuestar ¢600.000 millones, casi un 1,73 % del PIB.

“Este tipo de acciones, generan desconfianza en la seriedad de los dirigentes de este país y la desconfianza es el peor enemigo de la inversión”, recordó Delgado.

El sector empresarial destacó que son conscientes de la urgencia de generar acciones para resolver el tema fiscal y por ello presentaron -en junio pasado- el manifiesto: “El momento de la esperanza: un pacto fiscal por Costa Rica”.

“Confiamos en que el Ejecutivo tenga acciones contundentes, porque se está generando crispación y lógica molestia entre ciudadanos. Además, una economía estancada no produce ingresos para las empresas, ni para las personas, ni para el fisco”, señaló el presidente de UCCAEP.

Proyectos prioritarios

Este año, UCCAEP de manera propositiva y proactiva, presentó al presidente Alvarado, una serie de temas que desde el sector productivo se consideran relevantes para abrir el camino y generar una mayor competitividad y por ende reactivar nuestra economía.

• Ley para regular el Teletrabajo
• Actualizar las jornadas de trabajo
• Regular la jornada acumulada
• Promover la formación dual
• Continuar el Consejo Presidencial de Competitividad e Innovación
• La Ley de Contigencia Eléctrica
• Fundir y unificar superintendencias
• Proyecto ACELERAR, que busca un Estado más eficiente
• Emitir un Decreto Ejecutivo que dé una directriz a todo el Estado para cumplir el principio de eficiencia, economía, y eficacia en las compras públicas.
• Establecer metas de exportación de electricidad y aplicar los ingresos a reducir las tarifas del sector productivo

En su mensaje final, el presidente de UCCAEP, también lamentó la poca comunicación del presidente Carlos Alvarado con el sector productivo.

“Una de las decisiones ha sido no considerar a la UCCAEP como el interlocutor principal del sector privado, evitando contacto frecuente entre esta organización y el presidente, eliminando Consejos que en el pasado demostraron tener efectividad. Aún así, nuestra labor ha continuado, y por ello hemos recurrido a tratar los asuntos con funcionarios de alto rango, otros actores políticos y otros actores de la sociedad civil”, aseguró Delgado.

El llamado del presidente de UCCAEP, al mandatario Alvarado es que “valore nuevamente su criterio y la relación con la Unión de Cámaras y su potencial, pues el formato actual, simplemente tiene poca efectividad. Hay temas urgentes por resolver, pero sobre todo hay que enviar señales positivas, pues el sector privado está preocupado. ¿Quién va querer invertir en un país, que no busca resolver sus problemas? o no busca cómo reactivar la economía”, externó Delgado.

Related posts

Leave a Comment