Con Plan Maestro Gobierno busca aumentar y mejorar la cobertura forestal

Tegucigalpa. La unión de fuerzas de todos los actores de la sociedad será la clave del éxito del Plan Maestro de Agua, Bosque y Suelo (Plan ABS), presentado esta semana por el presidente Juan Orlando Hernández, para lograr el aumento y mejora de la cobertura forestal.

La prevención y combate de incendios forestales, el control de plagas, el manejo de áreas protegidas y el establecimiento de corredores biológicos, será tarea de Gobierno, organizaciones no gubernamentales, sector privado, organizaciones locales y comunitarias, en beneficio del pueblo hondureño.

Al ser uno de los países más afectados con el cambio climático, en Honduras las alteraciones meteorológicas han impactado directamente en los bosques de pino mediante una plaga de gorgojo descortezador, que afectó en aproximadamente 500,000 hectáreas.

Desde que está crisis del bosque pinar comenzó, el Gobierno focaliza esfuerzos para lograr la restauración de los bosques y la mitigación de las consecuencias derivadas de los daños de la devastadora plaga.

El Plan, donde se alinean los diferentes esfuerzos que ya se realizan a través de una efectiva coordinación interinstitucional, hará énfasis en la recuperación de las zonas afectadas por el gorgojo descortezador, el fomento de la regeneración natural y la restauración de áreas de recarga hídrica, márgenes fluviales y las zonas de amortiguamiento de las áreas protegidas.

Uso eficiente de los recursos
En la línea del aprovechamiento sostenible de los recursos forestales, agroforestales y
silvopastoriles se busca el aumento de la cobertura arbórea en las zonas agrícolas con vocación forestal y el incremento de las áreas bajo manejo sostenible incentivando el manejo de bosques privados y el desarrollo de la industria forestal.

El Plan, además, incluye la elaboración y actualización de los planes de manejo, el fomento de la certificación forestal, la ampliación de la forestaría comunitaria, el aumento de la producción y la transformación de productos forestales y agroforestales de alto valor comercial, el mejoramiento de la tecnología de aprovechamiento y aserrío.

Para el personal y técnicos del Instituto de Conservación Forestal (ICF), de la Unidad Técnica de Seguridad Alimentaria y Nutricional (UTSAN) y de la Universidad de Ciencias Forestales (UNACIFOR), que trabajaron en el Plan Maestro estas acciones se complementarán con la utilización secundaria de productos forestales, el mejoramiento genético, el fomento de la sanidad forestal, la arboricultura y forestaría urbana-rural, la promoción de plantaciones de alto rendimiento y el manejo sostenible de las plantaciones forestales y agroforestales.

Debido a que el Plan alinea la labor de diversos actores de la sociedad hondureña, se evitará el traslape y duplicidad de esfuerzos tanto técnicos como económicos y buscando la eficiencia en la implementación de acciones prioritarias.
Como parte de las acciones inmediatas, el Plan contempla reglamentar los incentivos forestales, a través de la Ley forestal, áreas protegidas y vida silvestre y realizar el análisis de rentabilidad de las intervenciones orientadas a la conservación y restauración de bosques, suelos y agua.

Los lineamientos también visualizan la inclusión de la formación académica por lo que plantea incluir en el pensum de primaria y secundaria, en el área de ciencias naturales, los temas de suelo, agua y bosques, conservación e importancia como recurso fundamental para la vida.

Recuperación del recurso bosque
El Plan da los lineamientos para la reforestación que lleva la plantación de árboles en aquellos sitios desprovistos de cobertura vegetales, y que requieren una recuperación acelerada. Esta técnica contará con mantenimiento, monitoreo, control y vigilancia, para garantizar la efectividad de la reforestación propuesta en el Plan ABS.

Asimismo incluye la técnica de restauración de bosques fundamentada en los principios de sucesión natural, la cual se aplica en sitios con presencia de árboles semilleros o en zonas con parches de bosques fragmentados con individuos de especies con características fenotípicas adecuadas y localización que permitan una adecuada dispersión de semillas hacia los sitios que se requieren restaurar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *