Con la Operación Morazán II la orden es redoblar esfuerzos para dar mayor seguridad

Tegucigalpa, 18 de enero. Al arrancar hoy las acciones de la Operación Morazán II,  el comandante de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), general de Brigada Germán Velásquez Romero, aseveró que “vamos por la ofensiva final, incrementando aún más la confianza que tiene la población en todas las instituciones que brindan paz y tranquilidad”.

La orden del comandante general de las Fuerzas Armadas y presidente de la República, Juan Orlando Hernández, es redoblar las medidas de seguridad. Sin demora, la indicación presidencial empezó a ejecutarse al solo amanecer este viernes a través de  Operación Morazán II.

El comandante de Fusina explicó que el equipamiento para el fortalecimiento de las operaciones a través de los escudos aéreo, terrestre y marítimo es efectivo y esto “nos permite un trabajo efectivo en contra de estructuras criminales que han venido operando en el país”.

Enfocados en la investigación, los efectivos militares, policiales y entes de investigación realizaron acciones ordinarias y especiales para detectar a cada miembro involucrado en cualquier estructura criminal  y para eso la  Operación Morazán II está en los sectores ya identificados, destacó el jefe militar.

Advirtió que “entendemos cómo operan estos grupos criminales, así que vamos a atacarlos frontalmente; sabemos que el movimiento de drogas en diferentes sectores del país lo que deja es dolor y muerte entre nuestros compatriotas”.

Los ilícitos por sectores están detectados y las operaciones en el marco de Fusina se redoblan en esa ruta.

“En el departamento de Cortés se registran delincuencia común y estructuras criminales de maras y pandillas que están cometiendo el delito de extorsión. En Olancho también se registró un alto índice de homicidios el año anterior”, añadió.

Cada región del país tiene sus propias características, problemas diferentes y la mayor incidencia de crímenes en contra de la población se registra en las grandes ciudades, explicó el general Velásquez.

Al exponer sobre las capacidades de la Policía Militar del Orden Público (PMOP) y de la Policía Nacional que fortalecen a Fusina, con resultados  directos contra la impunidad, enfatizó que “antes una persona que cometía uno o varios homicidios la población lo sabía y no se hacía nada, pero ahora vamos en contra de todas aquellas personas que cometen delitos comunes y múltiples, y para eso nuestras instituciones están preparadas”.

Mayor vigilancia en el sector transporte

Al referirse a la situación que enfrenta el sector transporte, el general Velásquez destacó que la atención de Fusina ha sido crucial y se ha requerido de una alta inversión en tecnificar y equipar personal para contrarrestar este flagelo.

Informó que esta por empezar a funcionar la Fuerza Nacional de Seguridad del Transporte Urbano, que viene a la par con la modernización de este rubro, ya que no se puede seguir con el desorden de esas unidades muy viejas ni con conductores indisciplinados que detienen las unidades en cualquier lugar y suben delincuentes a cometer ilícitos.

Combatir esos problemas es un trabajo conjunto entre fuerzas del orden, población y los transportistas, apuntó.

Se está en el proceso de planificación, adiestramiento, adquisición de equipo y muy pronto entrará en operaciones esta nueva fuerza, gracias al apoyo que hacen los hondureños a través de la Tasa de Seguridad, ya que sin esto el trabajo de Fusina no sería posible, explicó.

Para hacerle frente a las peticiones de la presencia permanente de efectivos de la PMOP, mencionó el estudio sobre la posible creación de más unidades, debido a que a nivel nacional muchas comunidades están solicitando su permanencia y reforzar la seguridad a nivel nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *