Cómo lavar las frutas y verduras para evitar las intoxicaciones

Cuando las frutas y verduras no son lavadas adecuadamente o son manipuladas de forma incorrecta, pueden provocar la intoxicación de quien las consume.

No alcanza con tener cuidado al cocinar ciertos alimentos, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) alertó que las frutas y verduras que se comen crudos pueden ocasionar también brotes de enfermedades.

Esta contaminación puede ocurrir de muchas maneras como, por ejemplo, con los fertilizantes empleados para su crecimiento, con la tierra, el agua y la forma de conservación. Incluso, durante la preparación o cuando las almacenamos de forma incorrecta.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que una bacteria puede duplicarse en tan sólo 15 minutos. Algunas pueden producir toxoplasmosis, una enfermedad parasitaria de alto riesgo para niños, embarazadas y ancianos. También alguna enfermedad derivada de la bacteria E. coli, cuyos síntomas son gastrointestinales son vómitos, diarrea, dolor de estómago y fiebre.

Cómo lavar las frutas y verduras para evitar las intoxicaciones

Primero que nada, es recomendable tener las manos bien limpias antes de manipular las frutas y las verduras. Para ello hay que lavarlas con agua caliente y jabón.

Segundo, retirar aquellas partes de la verdura que estén dañadas, especialmente en verduras de hoja como el cilantro o las espinacas.

Como tercer paso, hay que lavarlas bien y frotarlas con las manos o con un cepillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *