Deportes

¿Cómo afecta la llegada de Zidane a cada jugador?

Más allá del brutal golpe de efecto con el regreso del técnico francés, lo que supone es un cambio radical en la vida de media plantilla blanca. El ambiente en el vestuario del Madrid estaba en alerta máxima y la llegada de Zizouresucita a muchos jugadores que mantenían un pulso con el anterior entrenador. Un pulso que los había llevado a desaparecer del campo.

Es el caso de Marcelo, Isco y Bale, los tres jugadores que vivían la situación más límite. Otro puñado de futbolistas no tenían feeling y los que no tenían ningún problema andaban deprimidos por los resultados y el mal ambiente que se respiraba en el día a día.

Video thumbnail
La rueda de prensa completa de Zidane en su vuelta al Real Madrid

La llegada de Zidane es una tregua, un respiro, aire fresco y la oportunidad de terminar la temporada en calma y sin más tensiones. Porque aparte de los malos resultados, el equipo vivía acorralado por las continuas polémicas en torno a la figura de Solari. Enfrentamientos, pulsos, malas caras, gestos polémicos, expedientes

Ahora empieza el momento de la evaluación de Zidane. El técnico deberá pasar revista de cara al presente para abordar los 11 partidos que quedan de Liga y también de cara al futuro, para empezar a planificar la próxima temporada. Será el momento de analizar la situación de cada futbolista. Y cada uno vive una realidad distinta con el regreso de Zidane al Real Madrid. Así queda la situación de cada jugador…

El portero belga es una apuesta de presente y futuro del club. Lopetegui quiso mantener la intensidad en la potería dejan do abierta la titularidad, algo que chocó de manera frontal con el club. Con Solari se acabó el debate.

El portero de las tres Copas de Europa con Zidane. Una de las máximas del entrenador francés pasaba porque el ‘tico’ era su portero y ahí no quería refuerzos antes de que acabara la temporada pasada. Por eso no llegó Kepa. El regreso del francés es una buena noticia para el costarricense.

Su padre vuelve a ser su entrenador. No lo pasó bien con el relevo del entrenador y la llegada de Lopetegui. Debutó con el Madrid en la última jornada de la pasada temporada, en Villarreal. No ha vuelto a jugar.

El lateral derecho indiscutible para Zidane. Lo seguirá siendo en su regreso en cuanto se recupere de la lesión. «Aprendí mucho de ti como jugador y como persona», escribió en su despedida.

No tuvo la oportunidad de trabajar con Zidane, pero siempre ha reconocido que creció con el francés como ídolo. «Me volvía loco verle jugar», explicaba el año pasado a MARCA. Su forma de entender del fútbol encaja con la idea que tiene ZZ.

Referencia máxima en el campo antes y después de Zidane. Se reencuentra con el que fue su compañero como jugador en su primera temporada en el Madrid, que era la útima de Zizou. Capitán de las tres Champions del francés.

Un aliciente para recuperar el nivel que alcanzó de la mano del entrenador francés. Se despidió de él siendo campeón de Europa y camino de serlo del mundo. El nivel de Varane esta temporada ni se ha acercado al que tuvo la pasada campaña.

Uno de los ganadores con este cambio. La temporada empezó mal para él con Lopetegui y se le hizo infernal con Solari. Ahora se le abre la puerta de la vuelta a la vida con un entrenador que le dio todo.

Zidane fue el entrenador que le subió del Juvenil A al Castilla, que le hizo debutar en un amistoso con la Gimnástica Segoviana y días después acepta la cesión del zurdo al Logroñés. Hoy, Reguilón ha demostrado que puede sumar en la elite.

Anda en un momento repleto de dudas. El retorno del entrenador que siempre que pudo le creo un espacio en el equipo, lo que le mantuvo en la selección, debe ser un aliciente para el multiusos de la defensa blanca.

Su situación no ha cambiado nada porque las lesiones le han seguido castigando lo mismo con que sin Zidane. Con el francés jugó la pasada temporada 12 partidos y esta sólo lleva tres con el Madrid tras sus dos minutos en Valladolid.

Uno de los puntos delicados que tiene que afrontar Zidane. El alemán fue un pilar en su centro del campo, pero los síntomas que ha mandado en los últimos meses son de que necesita un entrenador que le haga recordar su trabajo en el campo.

Intocable, tanto por su talento como por su liderazgo dentro y fuera del campo. Salvo que Luka pida salir a final de temporada, el Balón de Oro es una pieza capital.

Su soldado más leal, uno de los jugadores que más rendimiento le dio en su primera etapa y al que entregó las llaves del centro del campo. Imprescindible.

Futuro incierto el del canterano, que no ha coincidido con el francés y que tampoco ha tenido mucha participación en el equipo en lo que va de temporada.

No contó para nada en el último año de Zidane, pero ahora no es el mismo y ya ha mostrado con Solari su talento y el gran rendimiento que puede dar.

Con Zidane se convirtió en una estrella, y sin él la estrella se ha apagado. El francés siente especial debilidad por él y el objetivo es recuperarlo.

Otro que parte de cero y con futuro incierto. Zidane no lo conoce y no ha tenido ningún protagonismo desde su fichaje en el mercado invernal.

Peor es imposible que le fuese. Gana seguro. Vuelve con un técnico que lo puso en órbita, aunque su futuro sigue estando en el aire a pesar del regreso de Zidane.

No contó para Zidane y rajó del francés tras su marcha del Real Madrid. Una mezcla delicada que lo deja señalado en el regreso del técnico.

Tampoco contó para ZZ y tuvo que salir. Desaparecido durante toda la temporada su futuro está más fuera que dentro del Real Madrid.

Debilidad de Zidane, su llegada le refuerza de cara al futuro, aunque en el presente le avalan los goles y la gran temporada que está realizando.

Se refuerza la idea de que está sentenciado. Tiene los días contados por cómo terminó con Zidane y por su fracaso a lo largo de la temporada sin el francés y sin Cristiano Ronaldo.

Soldado y hombre de confianza. Siempre le respondió y se refuerza en la plantilla con el regreso del francés. Un jugador de equipo que siempre dio la caraj por ZZ.

Se someterá al examen de Zidane, pero el brasileño ha hecho todos los méritos posibles para entrar en los planes de cualquier entrenador.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *