Autoridades de Costa Rica analizan retos en combate a la trata de personas.

Las autoridades de Costa Rica analizan hoy junto a expertos internacionales los retos en el combate a la trata de personas, un flagelo por el que el país contabiliza 211 víctimas desde el año 2010.

Los expertos en el tema se reúnen hoy y mañana en el foro “Prevención y detección del delito de trata de personas: procesos de investigación y nuevas modalidades cibernéticas”.

Este evento tiene como objetivo trabajar en el mejoramiento de las competencias del personal que trabaja en la lucha contra el delito de la trata de personas en Costa Rica.

Uno de los expositores internacionales es el director de Programas para las Américas de la Oficina Internacional de los Derechos del Niño (IBCR, por su nombre en inglés), Fabrizio Biondi, quien destacó que el foro es una oportunidad para que las autoridades mejoren la persecución del delito y la atención de las víctimas.

“Favorece los intercambios técnicos y de alto nivel que sirven como mecanismos de incidencia, además creemos en la necesidad de actualizarse sobre las nuevas tendencias disponibles en el mundo para hacerle frente a este delito”, comentó.

Según los datos de la Coalición Nacional contra el Tráfico Ilícito de Migrantes y Trata de Personas (CONATT), entre el año 2010 y setiembre 2018 se han acreditado 211 víctimas de trata de personas en Costa Rica.

Las nacionalidades que más predominan entre las víctimas en Costa Rica son nicaragüense, dominicana, colombiana, salvadoreña, china y hondureña.

“De manera lamentable nos enfrentamos diariamente a redes de crimen organizado perfectamente diseñadas para captar, engañar y luego utilizar a las personas como mercancías, en un negocio altamente lucrativo que además es una de las violaciones más severas a los Derechos Humanos”, comentó el director interino de la Dirección General de Migración y Extranjería, Daguer Hernández.

En 2012, el Congreso de Costa Rica aprobó la Ley Contra la Trata de Personas y Creación de la Coalición Nacional Contra el Tráfico Ilícito de Migrantes y la Trata de Personas.

En Costa Rica la trata de personas establece penas de prisión de hasta 16 años para las otras modalidades del delito como la explotación sexual, esclavitud y trabajos forzosos, entre otras.

“Costa Rica es un puente migratorio por su posición geográfica. Requerimos que la población civil esté enterada de cómo puede colaborar para denunciar, incluso de forma anónima, esto podría ayudar a salvar muchas vidas”, dijo el encargado de la Sección de Delitos contra la Integridad Física, Trata y Tráfico de Personas del Organismo de Investigación Judicial, Freddy Chacón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *