Atlético de MadridLos toques de Futre “Hay que mantener la fe”.

No tengo dudas de los jugadores colchoneros tras los empates con Roma, Qarabag, Elche y Villarreal, en los que han fallado ocasiones clarísimas de gol. Por un lado tienen que sentirse muy decepcionados, porque no es para nada normal que fallen oportunidades tan fáciles de anotar y, por otro lado, culpables por las duras críticas que ha recibido su entrenador tras estos partidos.

En la temporada 91-92, el Atlético jugaba en la vigésima jornada en Burgos, hacía cuatro partidos que no ganábamos y pasábamos por una pésima racha goleadora en la que habíamos fallado ocasiones que ni los alevines fallan. Me sentía tan culpable por las críticas crueles que estaba recibiendo nuestro entrenador, que era el gran Luis Aragonés, que cuando marqué el gol del empate en el minuto 66 del partido recorrí más de la mitad del terreno de juego para ir al banquillo rojiblanco y fundirme en un gran abrazo sincero con el Sabio de Hortaleza.

Related posts

Leave a Comment