Así es el “carro del futuro” que presentó Honda en el CES 2019.

Como si la conducción distraída no fuese suficiente problemática, Honda ha encontrado una manera para que la gente compre cosas directamente desde la pantalla táctil de sus vehículos. La característica es parte de un prototipo de sistema de infoentretenimiento llamado Honda Dream Drive, que debutó en CES 2019.

El fabricante nipón mostró este sistema por primera vez en la edición antepasada de la feria tecnológica de Las Vegas, pero desde entonces ha registrado una contundente evolución. En su actual formato, Dream Drive incluye características específicas para conductores y pasajeros.

Al igual que con Marketplace de General Motors, los conductores pueden comprar productos como alimentos y combustible desde sus tableros, sin tener que abrir físicamente sus billeteras.

Honda se está asociando con Visa, MasterCard y PayPal para hacerlo posible. Además de las transacciones inmediatas, Dream Drive permite a los usuarios hacer reservaciones en restaurantes, comprar boletos para el cine o pedir comida para recoger o entregar en GrubHub.

El resto de los ocupantes podrán ver películas, escuchar música, leer cómics (DC Comics se asociará con la firma asiática) y jugar juegos de “realidad mixta”, según la marca asiática.

Dream Drive también permite a los pasajeros controlar la radio del automóvil y otras características de la cabina desde el asiento trasero. Lo que es significativo es que nada de esto requiere un sistema de infoentretenimiento incorporado en el asiento trasero, sino que todo se realiza a través de los dispositivos móviles.

El fabricante también preparó un programa de recompensas, que les permite a los clientes ganar puntos por usar servicios, acceder a contenido o incluso jugar juegos a través de Dream Drive. Sin embargo, Honda declinó exponer para qué se podrían usar esas recompensas.

El servicio aún está en etapa de prototipo. Tampoo claro cuándo Honda lo lanzará en los autos de producción, pero dado que GM ya ha lanzado su Marketplace y Ford tiene FordPass, no es difícil imaginar que Dream Drive llegue pronto a los nuevos Honda.

La marca japonesa afirma que Dream Drive está diseñado para minimizar la distracción, pero permitir que los conductores se desplacen a través de las pantallas del tablero de instrumentos para comprar café es una clara invitación a desviar su atención de la carretera.

Es posible que los sistemas como estos sean realmente seguros cuando los vehículos autónomos se vuelvan comunes. Recién liberadas de la responsabilidad de conducir, las personas podrán convertirse sin riesgos en una audiencia idónea para la venta de productos y servicios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *