Loading

wait a moment

Niño beneficiario de vivienda en Choloma: “Vi morir personas en el camino, por eso no deben viajar como ilegales porque cosas malas les pueden pasar”

Choloma (Cortés). “Vi morir personas en el camino, por eso no deben viajar como ilegales porque cosas malas les pueden pasar”, dijo Mario David Castellanos, de 13 años, nombrado por los medios nacionales e internacionales como niño símbolo de las caravanas de migración irregular en 2018, quien vio cumplido su sueño de tener su propia casa, gracias al programa Vida Mejor.

Mario emprendió su viaje en octubre de 2018; en su inocencia, su meta era llegar a Estados Unidos para buscar un trabajo que le permitiera comprarles una casa a sus papas y cambiar sus condiciones de vida. Lo hizo solo, llegó hasta México, país del que fue retornado a San Pedro Sula semanas después de iniciar su viaje.

“Es un viaje peligroso; vi cómo un hombre cayó de un camión y murió aplastado por las llantas porque iba con mucha gente y nadie se paró a ayudarle. Son cosas feas que no quiero recordar”, dijo el niño, que todavía no asimila lo ocurrido y las consecuencias fatales que pudieron ocasionar su decisión.

A su retorno a Honduras, fue recibido en el Centro de Atención al Migrante Retornado (CAMR), ubicado en La Lima (Cortés), a inmediaciones del Aeropuerto Ramón Villeda Morales, donde recibió asistencia médica, alimentación y un seguimiento personalizado para poder incluirlo en la plataforma de desarrollo social del Estado.

Sus padres, Dilcia Murillo (37) y José Castellanos (48), son personas de escasos recursos, que gracias a su hijo de 13 años ahora también cumplen su sueño de recibir una vivienda completamente nueva del programa Vida Mejor.

La primera dama, Ana García de Hernández, en representación del presidente  hondureño Juan Orlando Hernández, fue la encargada de entregar las llaves a un risueño y nervioso Mario, quien no paró de sonreír al entrar por primera vez a su casa propia y ver su sueño cumplido.

“Hoy estamos cumpliendo el sueño de Mario y su familia; él representó el sueño de muchos migrantes. Hoy, estando reintegrado a nuestro país, va nuevamente a la escuela, está bajo la supervisión del DINAF y también ahora tendrá un hogar digno”, indicó García de Hernández.

“Estamos cumpliendo una promesa que en su momento le hicimos a Mario y eso nos da satisfacción; estamos trabajando fuertemente en el tema de prevención de la migración, hemos tenido cifras muy altas y queremos mejorar en ese sentido” ,puntualizó la primera dama.

La vivienda de Mario David está ubicada en la colonia Juan Orlando Hernández de Choloma, Cortés.

Comparte esta publicación en tus redes sociales.
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *