Este día hemos conocido los testimonios de dos testigos: Darío Euraque, activista de Libre y ex funcionario del gobierno Liberal, quien admitió que entre los años 2006 y 2010, quien ostentaba el poder del Estado y por tanto el control de la Policía Nacional y Fuerzas Armadas, era el gobierno de Manuel Zelaya Rosales.

También, el jurado y todos los presentes en la sala de la Corte de Nueva York, escucharon horrorizados las confesiones del narcotraficante y criminal confeso Alexánder Ardón Soriano, quien con toda frialdad reveló haber matado a 56 personas y haber atentado contra otros 8.

Este criminal confeso es ahora testigo cooperante de la fiscalía y con sus historias pretende ahora lograr una reducción de la pena por los delitos de conspiración para introducir droga a Estados Unidos, lavado de activos y tráfico y posesión de armas.

Ardón relató sus inicios en el tráfico de drogas desde el año 2002 y contó con lujo de detalles como trasegó más de 250 toneladas de drogas hacia Estados Unidos, teniendo para ello protección policial, de las Fuerzas Armadas y todo un escudo de impunidad con jueces y fiscales que se confabularon para facilitar su negocio ilícito.

Hasta el momento Ardón solo ha sido interrogado por la fiscalía, que continuará dos horas mañana martes 8 de octubre.

Posteriormente, será el turno para la Defensa de nuestro cliente Juan Antonio Hernández.

Cada hondureño debe preguntarse:

· ¿Por qué ningún gobierno anterior frenó las actividades criminales y la violencia irracional de Alexánder Ardón?

· ¿Cómo lograba Alexánder Ardón obtener información privilegiada de radares y retenes policiales y militares durante los años 2006 a 2010?

· ¿Cómo pretenden hacer creer al jurado que Juan Antonio Hernández, siendo un joven sin influencia política y sin injerencias en el gobierno de Manuel Zelaya Rosales, tenía el poder para mover y quitar policías, mover y quitar retenes policiales, volar por los aires sin planes de vuelo, apagar o encender radares?

· ¿Por qué si se pagaron millonarios sobornos a Juan Antonio Hernández, en la práctica ocurrió más bien lo contrario en virtud de que Alexánder Ardón no tuvo opción en el movimiento político de Hernández y tampoco fue parte de su gobierno?

· ¿Por qué en lugar de proteger a su hermano Hugo Ardón más bien fue cancelado en el año 2015 como director del Fondo Vial, es decir, un año después de asumir el nuevo gobierno?

· ¿Por qué en lugar de sepultar la extradición, desde el Congreso Nacional que dirigió Juan Orlando Hernández se superaron cuantos obstáculos y cuanta oposición se puso en el camino, hasta lograr mediante un auto acordado de la CSJ su aplicación?

El cuarto día del juicio ha estado una vez más lleno de HISTORIETAS Y DE GUIONES CONSTRUIDOS CON AFANES DE VENGANZA, SIN UNA TAN SOLA PRUEBA FISICA Y CONTUNDENTE que respalde dichas declaraciones.

Hemos oído de sobornos pero no hay videos ni fotos ni recibos ni transferencias de esos fondos.

Tampoco hemos visto como prueba fisica los bienes que demostraran una vida ostentosa y excéntrica de nuestro cliente Juan Antonio Hernández y que estén acorde a las acusaciones magnificadas en su contra.

Hemos oído de sobrevuelos en helicóptero pero no nos han mostrado las aeronaves ni sus matrículas ni sus planes de vuelo.

Juan Antonio Hernández se ha declarado NO CULPABLE y mientras no se demuestre lo contrario, con prueba fehaciente, él seguirá siendo INOCENTE.

LA GRAN CONSPIRACIÓN del narcotráfico en Honduras es una realidad. Sus imperios, su poderío y su violencia irracional se acabaron y son parte de un oscuro pasado. Ellos perdieron mucho, lo perdieron todo. Ahora solo tienen ODIO y quieren VENGANZA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *