15,500 Guías de Familia concluyen capacitación para seguir consolidando Vida Mejor

Tegucigalpa, 29 de abril. – Un total de 15,500 Guías de Familia a nivel nacional clausuraron hoy su primer curso de capacitación integral como colaboradores y entes de ejecución del Programa Presidencial Vida Mejor, en un evento efectuado en la Villa Olímpica de Tegucigalpa al que asistieron el presidente Juan Orlando Hernández y la primera dama, Ana García de Hernández.
Los Guías de Familia realizaron esta primera etapa de formación y capacitación gracias a la Fundación Juan Manuel Gálvez, y recibieron instrucción en temas de valores humanos, autoestima personal y buena utilización de los beneficios de Vida Mejor, entre otros campos.
El gobernante hondureño recordó que desde que inició el programa Vida Mejor, cuando él era presidente del Congreso Nacional, se visualizó la creación de este grupo de hondureños llamados Guías de Familia, con el propósito de que fueran los encargados de garantizar y dar seguimiento, dentro de las propias comunidades, a la buena utilización de los beneficios otorgados por Vida Mejor a los más necesitados del país.
“Nosotros nos pusimos a pensar de qué sirve entregarle un ecofogón a una familia si no lo van a poder utilizar y quizá lo van a guardar”, reflexionó el mandatario, al tiempo que explicó que precisamente para educar a los beneficiarios y cerciorarse de que los recursos sean bien utilizados es que se han formado, en parte, a estos miles de hondureños en los 18 departamentos del país.
“Es como tirar cemento a un piso de tierra y que después la gente no se acostumbre a mantenerlo limpio; eso requiere de una educación a la familia y eso no es fácil, es una obra monumental y sólo se logra con un cambio de cultura”, manifestó el mandatario.
Apuntó además que el desafío comenzó desde el momento en que había que generar conciencia en la población en general, respecto a que los ciudadanos que viven en la Honduras olvidada “también son hermanos nuestros; sólo partiendo de allí, es una gran tarea”, enfatizó.
Hernández agregó que “lamentablemente así creció Honduras; con una parte olvidada, que es la gran mayoría, y unos pocos que tienen acceso a vivir bien y que no les cala en la conciencia que aquellos otros son seres humanos y hermanos nuestros”.
Un ejército especial
El mandatario prosiguió diciendo que es debido a lo anterior que se decidió formar “un equipo especial de hombres y mujeres que sean mis oídos, mis ojos, mis mensajeros, que estén a lo largo y ancho de Honduras y así es como decidimos montar un ejército especial en el país que se llama: Guías de Familia”, acotó.
Hernández exhortó a los Guías de Familia a ser verdaderos líderes y lideresas en sus comunidades y a que prediquen las buenas acciones con el ejemplo propio.
“Para que esto funcione necesitamos líderes de base, necesitamos comprender muy bien el programa, necesitamos tener el autoestima muy bien arraigado y elevado, necesitamos saber cómo entendernos cuando hay conflicto en la comunidad”, solicitó el gobernante.
“Oren y recen como si todo dependiera de Dios, pero trabajen arduamente como si todo dependiera de ustedes”, les parafraseó el mandatario a los miles de Guías de Familia presentes en el evento.
Destacó además que el programa Vida Mejor “está a punto de ser calificado como uno de los programas más exitosos de América en torno a tomar de la mano a aquel más necesitado, levantarle su espíritu, ayudarle a vivir con condiciones mínimas de dignidad y empujarlo para que avance y se valga por sí mismo”.
No distraerse del objetivo
El titular del Poder Ejecutivo recomendó hacer caso omiso a los que critican el programa Vida Mejor, “porque estoy seguro que el que crítica la construcción de un piso de cemento es porque nunca ha puesto un pie, ni con el zapato puesto ni descalzo, en un piso de tierra.”, cuestionó.
“Probablemente es porque nacieron en una casa que ya tenía piso de cerámica, donde todo brilla”, reflexionó.
“No hagan caso a ésto; nuestro norte, nuestro objetivo primario, es que nuestros hermanos más necesitados comiencen a vivir con dignidad, porque ante Dios todos somos iguales y la justicia social es poner en prioridad uno a los que más necesitan”, aseveró.
El gobernante enfatizó que “se trata de rescatar la dignidad de la gente, de decirles: no se me sientan mal, ustedes pueden salir adelante, pero hay que ponerle alma, vida y corazón para lograrlo”.
“Hace poco estábamos postrados… y miren hoy”
Hernández recordó que Honduras hace unos años estaba “postrada”, con todas las puertas cerradas a nivel internacional, “y miren hoy, todos esos que nos miraban de lado, como que si tuviéramos sarampión, hoy están diciendo: ‘hagan lo que está haciendo Honduras’. Hoy somos ejemplo para la región”, recalcó.
El presidente de la República explicó que ésto es sólo el comienzo de todo lo que está por venir para Honduras y destacó el programa Mejores Familias, con el cual se pretende consolidar la parte educativa en cuanto a valores y autoestima de las familias hondureñas.
También se continuará con los programas de especies menores, Crédito Solidario, así como también con el apoyo a los estudiantes con el programa de becas.
“Si de algo yo me siento orgulloso es de Vida Mejor y de los Guías de Familia; sin ustedes Vida Mejor no tiene sustento. Estamos haciendo el trabajo que nunca se había hecho en Honduras: atender a los más necesitados”, concluyó el presidente de la República.
El programa Vida Mejor ha llegado en tres años a impactar en el bienestar y mejora de calidad de vida de casi tres millones de personas que se han encontrado en condiciones de extrema pobreza y hoy ya son incorporados a la sociedad con nuevas oportunidades.
En el evento, además, participaron el presidente de la Fundación Juan Manuel Gálvez, Marcial Solís, y los Guías de Familia que concluyeron su primer curso de capacitación en temas de valores y autoestima, entre otros campos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *