Salud

1 de cada 5 tazas en la oficina tiene heces de otros compañeros.

Si trabajas en una oficina, y eres de los que al llegar cada mañana toma la taza que está en su escritorio o en la cocina y se prepara un café, tal vez deberías considerar la posibilidad de guardar la taza en un lugar donde nadie más pueda tomarla, informa The Mirror.

Pues, al guardar tu taza, te asegurarás que no se contamine con materiales indeseados y se transforme en una fuente de bacterias.

Es que las tazas, y utensilios para comer que dejas en el trabajo, de acuerdo a un estudio encargado por TotalJobs y realizado por la doctora Lisa Ackerley, experta de Inglaterra, determinó que 1 de cada 5 tazas está contaminada con materia fecal, y que esa contaminación proviene de los mismos compañeros.

¿Por qué?

El problema, está en que el 25% de las personas de una oficina -proporcionalmente hablando- no se lava las manos después de ir al baño en horario de trabajo.

Para no verte afectado por esto, la especialista ofrece diferentes tips:

Pase lo que pase, no dejes tazas o botellas de agua sobre tu escritorio o en un lugar donde pueda ser tomada por otras personas, ya que las bacterias se acumulan durante la noche.
Día a día, trae tu propia taza o botella al trabajo y no la compartas con tus compañeros.
Lava tu taza con desinfectante, antes de usarla, cuando llegues al trabajo.

Pero ojo, porque las tazas no son los únicos objetos contaminados con materia fecal, porque de acuerdo con el mismo estudio, un escritorio tiene en promedio 400 veces más bacterias que un asiento de inodoro.

Por eso, preocupate de desinfectar constantemente tu puesto de trabajo con alguna“toallita”, para evitar contraer enfermedades.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *